Me amas?

Por Ana Maria GT
Junio 21, 2011

15Entonces, cuando habían acabado de desayunar, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Pedro le dijo: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta mis corderos.
16Y volvió a decirle por segunda vez: Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro le dijo: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Pastorea mis ovejas.
17Le dijo* por tercera vez: Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro se entristeció porque la tercera vez le dijo: ¿Me quieres? Y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. Juan 21:15-17

Esa pregunta que Jesús le hizo a Pedro hace 2,000 años, es la misma pregunta que Jesús nos hace hoy a nosotros, sus discípulos. Amamos a Jesus? De verdad lo amamos? Si le decimos que si, entonces el tres veces nos esta diciendo que apacentemos sus ovejas.

Jesucristo es el Buen Pastor, y habemos muchas ovejas a quienes nos ha llamado para entrar a su rebaño, y una vez que hemos tenido la oportunidad de conocerlo a través de Su Palabra, podemos reconocer su voz y seguirlo, obedeciendo lo que nos pide.

Yo soy el Buen Pastor, y conozco mis ovejas y las mías me conocen. Juan 10:14

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen. Juan 10:27

Jesús tiene muchas ovejas, y el quiere que le demostremos que lo amamos a El, apacentando sus ovejas. Como tratamos a otras ovejas del Señor, a otros creyentes? Cuando sus ovejas estan alteradas, preocupadas por alguna situación, como es que las tratamos? Somos de los que buscamos apacentarlas, que se apacienten, que puedan buscar tener paciencia ante la situación? Haciendo lo que Jesús nos pide. O somos de los que en vez de apacentar a las ovejas las alebrestamos aún mas? Es una pregunta que nos debemos hacer en cada oportunidad que tengamos frente a nosotros a una persona alterada, independientemente del motivo. Apacentar a las personas, es una muy buena manera de mostrarle al Señor que de verdad lo amamos de corazón. Dios espera que seamos pacificadores….

Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.
Mateo 5:48

Cuando procuramos la paz, además de demostrarle a Jesus que lo amamos, también somos bienaventurados al ser llamados hijos de Dios. Que privilegio ser llamado hijo del Dios todopoderoso creador del cielo y de la tierra. Como procuramos la paz? Aprendiendo de Jesus a ser mansos y humildes, y esto también nos traerá una recompensa.

Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra. Mateo 5:48

Son los mansos y humildes que saben estar bajo autoridad, a los que Dios les permite heredar la tierra, poniéndolos en autoridad. No hay manera de que el Señor nos ponga en un puesto de liderazgo cuando no sabemos estar bajo autoridad. El centurión lo sabía muy bien. El era un hombre que estaba bajo la autoridad de Dios, y por eso el sabía que al dar ordenes a sus soldados, ellos le obedecerían.

Porque yo también soy hombre bajo autoridad, con soldados a mis órdenes: y digo a este: “Ve”, y va: y al otro: “Ven”, y viene; y a mi siervo: “Haz esto”, y lo hace. Mateo 8:5

El centurión fue un soldado que acató ordenes antes de llegar a ser centurión, con un puesto de liderazgo sobre muchos otros soldados. Tuvo que haber sido humilde, para que se cumpliera la Palabra de Jesús de que el podría heredar la tierra.

Dios quiere que aprendamos a ser mansos y humildes para así hallar descanso para nuestras almas, el dice que somos bienaventurados cuando procuramos la paz. Y es cuando apacentamos a otros, en vez de alebrestarlos, que le podemos demostrar a Jesús que lo amamos. Busquemos estar en paz con todos… no todos responderán de igual manera, pero en cuanto dependa de nosotros busquemos la paz. Busquemos a Dios para que nos llene de su Espíritu Santo y podamos dar el fruto de paz, paciencia, mansedumbre y dominio propio entre otros, demostrándole al Señor que lo amamos de la manera en que Él nos pide.

Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito. Romanos 8:28

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Prosperidad, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Me amas?

  1. Ani dijo:

    Asi es Luis, Dios nos deja clara su Palabra, pero al darnos el libre albedrío, es decir, la capacidad de decidir, muchos aunque conocen lo que Dios dice, prefieren hacerlo a su manera y no la de Dios, perdiendose de la bendición que quiere darnos. Oremos por quienes van a la iglesia sin conocer a Cristo, para que sean tocados por Él, y entonces sus vidas puedan ser transformadas y útiles en las manos del Señor, y con gozo decidan obedecerlo.

  2. Luis Rangel dijo:

    tremenda la palabra,hay algo que he cactado en la iglesia,que hay nuchos problemas matrimoniales,hoy en dia la mayoria de mujeres quieren mandarce solas,para ellas sujetarce es que puedan hacer lo que quieren,porque se predica solo lo que el hombre debe hacer y con mucho enfacis.hay mujeres que tienen a sus maridos sometidos y humillados y en la iglesia son angeles y dicen si si,gloria a Dios cuando les hablan,pablo no fue casado y si tubo mujer fue epocas diferentes.aun muchos pastores tienen ese problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *