Estudio Parábola del Sembrador

Por Ani Garza T

Base Bíblica: Mateo 13:3-9

3 Y les habló muchas cosas en parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar; 
4 y al sembrar, parte de la semilla cayó junto al camino, y vinieron las aves y se la comieron.
5 Otra parte cayó en pedregales donde no tenía mucha tierra; y enseguida brotó porque no tenía profundidad de tierra;
6 pero cuando salió el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.
7 Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron.
8 Y otra parte cayó en tierra buena y dió fruto, algunas semillas a ciento por uno, otras a sesenta y otras a treinta.
9 El que tiene oídos, que oiga.

Introducción
La parábola del sembrador es una de las más conocidas y fáciles de entender, ya que mismo Jesús explica la parábola en Mateo 13:18-23. Jesús mismo dice: “¿No entienden esta parábola? ¿Como podrán, entonces, entender las demás?” (Marcos 4:13). Mucho de lo que Jesús hablaba era en parábolas, utilizando muchas ilustraciones vívidas para resaltar su punto. ¿Por qué es que Jesús hablaba en parábolas? El mismo dá la respuesta en Mateo 13:11. Jesús habla a sus discípulos, a sus seguidores. Podemos ver esto cuando se refiere a “ustedes” y a “ellos”, son dos grupos de personas a los que Jesús esta haciendo mención. A algunos se les ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero no a otros.
¿Somos discípulos o seguidores de Jesús?
La parábola del sembrador se basa en una ilustración agrícola, ya que Jesús estaba hablando a una sociedad predominantemente agrícola. Es fácil de entender, es una enseñanza sencilla en cuanto a los resultados de proclamar La Palabra de Dios, y está explicada por él mismo. Quisiéramos que Jesús hubiera explicado cada una de las parábolas pero no lo hizo. En cambio, nos permite discernir las parábolas espiritualmente, cuando con un corazón sincero realmente buscamos el reino de Dios y su justicia.

Veamos cuales son los cuatro tipos de respuesta que podemos obtener cuando proclamamos la Palabra de Dios y por qué es tan importante esta parábola.

Entendiendo el Pasaje Bíblico
¿De qué forma les hablaba Jesús a las personas?
¿Que salió a sembrar el sembrador?
¿En cuántos lugares diferentes cayó la semilla?
¿En dónde cayó primeramente y que sucedió?
¿En dónde cayó otra parte y que sucedió?
¿En dónde cayó la tercer parte y que sucedió?
¿En dónde cayó la otra parte en donde la semilla pudo dar fruto?

Entendiendo la Palabra de Dios
¿Por qué hablaba Jesús en parábolas? (Mateo 13;11)
¿Por qué no todos entienden las parábolas de Jesús? (Mateo 13;13-15)
¿Quién es el sembrador y qué es la semilla que se sembró? (Marcos 4;14)
¿A qué se refiere con la semilla que cae junto al camino? (Mateo 13;19)
¿A qué se refiere con la semilla que cae entre pedregales? (Mateo 13;20-21)
¿A qué se refiere con la semilla que cae entre espinos? (Mateo 13;22)
¿A que se refiere con la semilla que cae en buena tierra? (Mateo 13;23)

Aplicando esta palabra a tu vida
¿Debemos sembrar la semilla, proclamar la Palabra de Dios? (Marcos 16;15) (2 Tim 4;2-5)
¿Qué produce la Palabra de Dios en nuestra vida? (Romanos 10;17)
¿Debemos esperar que todos perseveren en la Palabra? (Lucas 8;13-14)
¿Hay personas que no entienden la Palabra de Dios? (2 Corintios 4;3-4)
¿Qué se necesita para recibir la Palabra? (Mateo 13;23)
¿Para qué se siembra la semilla? (Marcos 4;20)
¿Cómo se manifiesta el fruto en tu vida? (Mateo 3;8) (Galatas 5;22-23)

Conclusión

Debemos sembrar la semilla, predicar la Palabra, principalmente con el ejemplo, como lo hacía Jesús, a tiempo y fuera de tiempo porque esto es lo que Dios nos manda hacer. Y al mismo tiempo, estar concientes de los cuatro tipos de respuestas que podemos obtener. No debemos sorprendernos cuando hay quien no comprende la Palabra, o quienes reciben la palabra con gozo pero no perseveran. Muchas veces el problema no es quien siembra la semilla, o la semilla misma, sino la tierra en donde esta cae.
Nosotros no debemos juzgar en donde hay o no tierra fértil… sino sembrar la Palabra y Dios es el que dará el crecimiento (1 Corintios 3;6-7).

El fruto es la evidencia de que la semilla cayó en buena tierra. ¿Hay fruto en tu vida?

 

Esta entrada fue publicada en Estudios Biblicos, Parabolas de Jesus y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Estudio Parábola del Sembrador

  1. Mabel Martinez dijo:

    HOLA A TODOS.

    LOS NUMEROS EN LA PARABOLA DEL SEMBRADOR.

    Hay señales en los números de la Biblia.
    Dios nos ven
    diga a su Monte Santo de Sión.
    http://www.taringa.net/posts/info/4303881/se%C3%B1ales-en-los-numeros-de-la-biblia,fin-de-los-tiempos.html

  2. fernando dijo:

    mensajes muy comprensibles y llenos de sabiduría y así aprendemos la Palabra con mayor alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>