Es Dios celoso?

Por Ana Maria GT
Sept. 12, 2011

“Es Dios celoso?”, esta pregunta podría tener muchas respuestas dependiendo de la percepción que cada quien tiene de Dios, según como ahora esta de moda con la Nueva Era. En donde afirman que cada quién puede creer en el dios que mejor le parezca, que al fin y al cabo es el mismo para todos.

Así es que pudiéramos debatir por horas en este punto, pero mejor vayamos directamente a lo que el Único Dios verdadero, quién creo el cielo y la tierra y todo cuanto existe, dice en Su Palabra. El Dios que creo todo, y que no es lo mismo que El Universo, Dios no es el universo, Dios CREO el Universo. Dios es personal, no es impersonal y mucho menos es una energía cósmica. El quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros. Dios ES celoso…

Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:
Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre.
No tendrás otros dioses delante de mí.
No te harás ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
No los adorarás ni los servirás; porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
y muestro misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. Exodo 20:1-6

Nuestro Dios, el de la Biblia, es un Dios Celoso. Además aquí da una orden a Su Pueblo de lo que debe hacer, repitiéndonos que El es Celoso.

Cuídate de no hacer pacto con los habitantes de la tierra adonde vas, no sea que esto se convierta en tropezadero en medio de ti;
sino que derribaréis sus altares y quebraréis sus pilares sagrados y cortaréis sus Aseras (diosas o divinidades femeninas),
pues no adorarás a ningún otro dios, ya que el SEÑOR, cuyo nombre es Celoso, es Dios celoso;
no sea que hagas pacto con los habitantes de aquella tierra, y cuando se prostituyan con sus dioses y les ofrezcan sacrificios, alguien te invite y comas de su sacrificio;
y tomes de sus hijas para tus hijos, y ellas se prostituyan con sus dioses, y hagan que también tus hijos se prostituyan con los dioses de ellas.
No te harás dioses de fundición. Exodo 34:12-17

Dios es clarísimo en Su Palabra, y aunque muchos dicen que eso lo decía el Dios del Antiguo Testamento, permíteme decirte que el Dios del Antiguo y Nuevo Testamento es el mismo, es “El YO SOY”, pero es hasta el Nuevo Tesamento que Dios, Su Palabra, se hace carne en la persona de Jesus, cumpliendo todas las profecías que había dado en el Antiguo Testamento.
En el libro de Deutoronomio nos habla todavía mas fuerte y al mismo tiempo se muestra misericordioso con respecto a este tema. Pon mucha atención, Es la Palabra de Dios para nosotros HOY, porque El es el mismo ayer, hoy y siempre; y Su Palabra permanece para siempre:

Guardaos, pues, no sea que olvidéis el pacto que el SEÑOR vuestro Dios hizo con vosotros, y os hagáis imagen tallada en forma de cualquier cosa que el SEÑOR tu Dios te ha prohibido.
Porque el SEÑOR vuestro Dios es fuego consumidor, un Dios celoso.
Cuando hayáis engendrado hijos y nietos, y hayáis permanecido largo tiempo en la tierra, y os corrompáis y hagáis un ídolo en forma de cualquier cosa, y hagáis lo que es malo ante los ojos del SEÑOR vuestro Dios para provocarle a ira,
pongo hoy por testigo contra vosotros al cielo y a la tierra, que pronto seréis totalmente exterminados de la tierra donde vais a pasar el Jordán para poseerla. No viviréis por mucho tiempo en ella, sino que seréis totalmente destruidos.
Y el SEÑOR os dispersará entre los pueblos, y quedaréis pocos en número entre las naciones adonde el SEÑOR os llevará.
Allí serviréis a dioses hechos por manos de hombre, de madera y de piedra, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen.
Pero de allí buscarás al SEÑOR tu Dios, y lo hallarás si lo buscas con todo tu corazón y con toda tu alma.
En los postreros días, cuando estés angustiado y todas esas cosas te sobrevengan, volverás al SEÑOR tu Dios y escucharás su voz.
Pues el SEÑOR tu Dios es Dios compasivo; no te abandonará, ni te destruirá, ni olvidará el pacto que El juró a tus padres. Deutoronomio 4:23-31

Puedes comprender lo mucho que le molesta a Dios que nos hagamos diositos de madera y de piedra para adorarlos, decorarlos con flores y veladoras para postrarnos y persignarnos ante ellos? Pidiendo por nuestras necesidades y confiando en su protección. Puedes imaginarte al Señor desde el Cielo viendo la escena? El quiere que lo voltiemos a VER a EL. El esta VIVO, y una y otra vez El nos dice: “Clama a MI, y YO te responderé”, “Venid a MI todos los que están cargados y cansados que YO os haré descansar.” “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, yo lo haré, para que vuestro gozo este completo.”

Espero que empecemos a comprender después de meditar en estos pasajes porque es que El, es un Dios Celoso….

Dios es Celoso, porque nos ama tanto, que sabe que si confiamos en otros dioses que no sean EL, seguro seremos defraudados. El sabe que los dioses, obra de manos de hombres no tienen el poder ni para escucharnos, ni para comunicarse con nosotros, y menos para ayudarnos. Dios es Celoso porque El sabe que solamente cuando confiamos en El, y lo buscamos de corazón, recibiremos TODO lo que necesitamos. Jesus vino a eso, a darnos vida, y vida en abundancia. Nada se compara con poder recibir a Jesus y tener una comunicación con El. Es imposible, que una vez que nos hemos encontrado con Jesus, volvamos a los ídolos hechos de manos de hombres. Es imposible que una persona que conoce a Jesus, pueda ya pensar en dirigirse a las estatuas, medallas, estampas o muertos (físicos) para pedir protección o ayuda. Esto no puede ser así. Una vez que conocemos a Jesus e iniciamos una relación real y verdadera con Él, es imposible que busquemos tener una relación con Dios mediante la intercesión de muertos (aunque hayan vivido una vida de santidad) o imágenes talladas.

El Salmo 115, dice que cuando confiamos en estos ídolos que tienen ojos y no ven, oídos y no escuchan, boca y no hablan, etc. Nos hacemos como ellos! Seremos como de piedra, muertos, sin poder escuchar la Palabra de Dios y menos hablarla, y mucho menos alabarlo.

Pero comprendamos algo, Dios no es Celoso con todas las personas. Dios es celoso con las personas que le pertenecemos, los que hemos sido comprados a precio de sangre, con la sangre que Jesucristo derramó en la cruz para pagar la deuda que nosotros teníamos por nuestro pecado. La deuda de una muerte eterna, porque la paga de pecado es muerte, muerte espiritual apartados de Dios. Pero si creemos en Cristo, la dádiva es Vida Eterna.

Así como un hombre no tiene celos de quien no le pertence, así Dios tampoco tiene celos de los que no son de Él. Los que tenemos el privilegio de estar casados, sabemos lo que se siente el tener celos por la persona a quien amamos, la persona que por derecho nos pertence al haber contraído matrimonio (1 Corintios 7:4). Y cuando alguien quiere quitarnos a nuestro cónyuge, o este se entrega a alguien más, los celos son totalmente justificados, produciendo en la mayoría de las ocasiones ira. Porque hay un pacto de sangre en la noche de bodas, en donde ya no son dos, sino una sola carne. Y cuando alguno de los cónyuges voltea su corazón a alguien mas, esta cometiendo adulterio.
Por eso Dios habla también de la prostitución o adulterio espiritual cuando apartamos nuestro corazón de Él, para servir y adorar a otros dioses; o inclusive andar con las cosas del mundo sin considerarlo a El en primer lugar.

4¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:4

Dios es Celoso porque nos ama, porque El sabe que solamente El puede suplir cualquiera que sea nuestra necesidad, y ningún ídolo o muerto (físico) ni nada del mundo, podrá darnos lo que necesitamos. Si ya hemos sido comprados por Jesucristo para Dios, y hemos recibido el Espíritu Santo que nos guía a Dios…. El nos anhela celosamente y cuando no nos tiene, lo provocamos a ira. Lo crees?

5¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros? Santiago 4:5

 

Esta entrada fue publicada en Engaño espiritual, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Es Dios celoso?

  1. jose dijo:

    exodo.25.18-21. numeros 21.8-9. jueces 17.4-5. 1reyes 6.23-35. DIOS ES DIOS . y no hay otro fuera de el , a el la honra y la gloria , a las estatuas o monos de madera o yeso JAMAS se les adora, tristemente hay muchos hermanos que dicen y dicen que se adora a las imagenes y no es asi , DIOS mismo manda a construir imagenes y no las prohibe , DIOS no acepta a los idolos que son los que ocupan el lugar de el , pueden ser nuestros hijos , un artista un dios falso en aquellos tiempos habia demasiodos dioses falsos y los sigue habiendo . SOLO A JESUSCRISTO REY DE REYES SE LE ADORA A NADIE MAS …… DTB.

  2. Natalia dijo:

    Yo no me siento en pecado, pero se que algunas cosas hice y hago mal..
    pero DIOS tambien condena por ejemplo. A los que admiran a un artista o un Famoso. que es cristiano ?

  3. Ani dijo:

    Que Dios es una persona, con la que se puede tratar, comunicar, tener una relación de persona a persona. Tu puedes hablar con él, y el te responderá, como si estuvieras con un amigo, un consejero, tu padre o un maestro. Otras religiones, como el hinduismo consideran a Dios impersonal, es decir, como una energía a la que no se le tiene acceso directo, confunden Dios y Universo (impersonal) como si fuera lo mismo. Dios CREO el Universo. DTB

  4. manu dijo:

    ¿Que quieres decir “Dios es personal y no impersonal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *