El temor a Dios

Por Ana Maria GT
Mayo 16, 2011

Al hablar del temor a Dios se generan en las personas diferentes reacciones. Hay quienes dicen que Dios es Amor, y que el enseñar el temor a Dios ya pasó de moda. Otros dicen que el Dios castigador es solo el del Antiguo Testamento, y que ahora solamente se debe de hablar del amor de Dios. Otros dicen que debe ser un respeto o reverencia al creador de todas las cosas. Hay quienes se preguntan que a que Dios hay que temerle, porque ni siquiera creen que Dios exista. Hay en quienes esta simple frase les provoca un temor aterrador. Cada quien saca sus propias conclusiones de lo que esto significa, según lo que les enseñaron, han leido o simplemente lo han pensado.

Aunque Dios es Amor, el Dios del antiguo y el del nuevo testamento es el mismo, Dios merece todo nuestro respeto, etc… Dios habla de este tema con mucha claridad.

Así es que no importa lo que cada quien creamos. Lo que realmente importa es lo que Dios dice en Su Palabra de lo que el temor a Dios significa. Veamos lo que la Biblia dice:

El principio de la sabiduría es el temor del Señor, y el conocimiento del Santo es inteligencia. Proverbios 9:10

Muchos buscamos sabiduría divina, la que viene de Dios, para tomar decisiones importantes en nuestra vida, y el temor a Dios es por donde debemos empezar para adquirirla. Algunos tienen buen entendimiento…

El principio de la sabiduría es el temor del Señor; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; su alabanza permanece para siempre. Salmo 111:10

Pero, hay otros que son necios y la desprecian. Teniendo la Palabra de Dios, sabiduría divina en sus Biblias, las guardan; y a cambio leen otro tipo de libros de autosuperación y filosofias, que nada tienen que ver con la sabiduría que viene de Dios, de Su Palabra, de Cristo, en donde estan escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento.

El temor del Señor es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción. Proverbios 1:7

Pero para los que estamos buscando sabiduría, que es el temor a Dios exactamente?

El temor del Señor es aborrecer el mal. El orgullo, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa, yo aborrezco. Proverbios 8:13

El temor del Señor es ABORRECER el MAL!!! Aborrecerlo quiere decir rechazarlo, odiarlo, abominarlo, tener aversión extrema; por lo tanto, no practicarlo mas!

Dios quiere que aborrezcamos el mal, lo que el aborrece: el orgullo, la arrogancia, el mal camino, o el camino ancho por donde muchos van; la boca perversa, la que habla el mal, la que hace daño, la que maldice, la que chismea, la que miente, Dios aborrece.

16 Hay seis cosas, y hasta siete,
que el Señor aborrece por completo:
17 los ojos altaneros,
la lengua mentirosa,
las manos que asesinan a gente inocente,
18 la mente que elabora planes perversos,
los pies que corren ansiosos al mal,
19 el testigo falso y mentiroso,
y el que provoca peleas entre hermanos.
Proverbio 6:16-19

Esto que aborrece Dios es lo mismo que debemos aborrecer. Empecemos con nosotros mismos, rechazando y dejando de practicar el mal. Esto traerá sabiduría a nuestra vida. No nos convirtamos en juez de otros, porque con la medida que midamos seremos medidos (este es otro tema del cual después hablaremos), y cada quien daremos cuenta de nuestra propia vida; juez solo hay uno y un juicio final:

Y así como esta decretado que los hombres mueran una sola vez, y después de esto, el juicio. Hebreos 9:27

Dios quiere que nos mantengámonos firmes al aborrecer el mal, primeramente en nuestra vida, y eso nos conducirá….

El temor del Señor conduce a la vida, para dormir satisfecho sin ser tocado por el mal. Proverbios 19:23

El temor a Dios, es aborrecer el mal; estó nos conducirá a la vida, vida espiritual y eterna, nos permitirá dormir satisfechos, tranquilos y en paz; además de tener la promesa de Dios que no seremos tocados por el mal. Además de dormir en paz, y no ser tocados por el mal… el temor a Dios, apartarnos del mal, será medicina para nuestro cuerpo! Traerá sanidad física a nuestro cuerpo. Dejemos de creernos sabios cuando ni siquiera abrimos las Escrituras, confiemos en EL, busquemos y meditemos en Su Palabra, esto traerá sabiduría y bendición a nuestras vidas.

No seas sabio a tus propios ojos, teme al Señor y apartate del mal. Será medicina para tu cuerpo y refrigerio para tus huesos. Proverbios 8:7-8

Gracias Señor por tu Palabra y por tus promesas. A ti Jesus, sea siempre todo el honor y la gloria.

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Promesas, Sabiduría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El temor a Dios

  1. jessica goytia dijo:

    Quien dice que una no aprende cada dia algo nuevo, y que bueno que lo que hoy acabo de leer y analizar proviene de Dios atraves de ustedes, cada dia lucho con todos esos pecados tan terribles en mi area laboral y la carga es tanta que a veces sin querer la llevo a mi hogar. y aunque en mi area laboral tengo mi biblia, emisora cristiana y oro y reprendo en mi area, no deja de colarse algunas de mis compañeras con sus malas mañas y dejando huellas feas del enemigo, leere proverbios y las mantendre en oracion, ahh mil gracias por sus lecturas compartidas….BENDICIONES DEL CREADOR Y SU HERMOSO HIJO JESUS… QUE BUENO QUE EXISTEN, Y QUE EL BIEN VENCE ROTUNDAMENTE EL MAL, GRACIASSSSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *