El pecado

.

.

El pecado es pecado aunque miles lo practiquen. Cuidado con querer justificar el pecado porque “muchos lo hacen”.   Dios destruyó a Sodoma y Gomorra porque casi todos practicaban el pecado de inmoralidad; y hoy Dios sigue castigando la maldad.

La corriente de la Nueva Era ha decidido quitar del vocabulario la palabra “pecado” porque según ellos tiene una connotación muy fuerte, y en vez de llamarlo pecado ahora prefieren decirle “ignorancia”.

No importa que las personas le cambien el nombre, el pecado sigue siendo transgresión a la Ley de Dios y el practicarlo no solamente trae consecuencias a quién lo practica, sino también a las generaciones futuras.

4 Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley.
1 Juan 3:4

4 No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación. 6 Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones.
Éxodo 20:4-6

Lo grave del pecado no es solamente el que nos quita la paz y el gozo, sino que nos separa de Dios, y separados de Él, nada podemos hacer. El pecado también impide que recibamos todas las bendiciones que Dios tiene preparadas para nosotros y nuestra familia.

Dios sigue llamando pecado al robo, a la mentira, al adulterio, a la idolatría, al homicidio… y a Dios no le está pasando por desapercibido que nuestro país esté envuelto en tanta maldad. Él conoce perfectamente a los que han decidido apartarse de Su Camino y no quedarán sin castigo.

En cambio, Dios guarda a los suyos en la palma de su mano, y se manifiesta en aquellos que lo aman y bendice hasta mil generaciones.

21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él.
Juan 14:21

6 … cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones.
Éxodo 20:6

Dios no quiere que nadie se pierda, pero debemos proceder al arrepentimiento y guardar sus mandamientos con la ayuda del Espíritu Santo que Dios da a quienes lo piden.

13 Pues si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?
Lucas 11:13

Dios tiene planes de bendición para nosotros, nuestras futuras generaciones y nuestro país.

Ya es el tiempo de que busquemos a Dios con todo nuestro corazón y nos apartemos del camino malo, de la incredulidad y de la independencia de Dios; porque eso acabará con la maldad y traerá bendición a nuestra tierra, a nuestra familia y a nuestro país.

13 Si cierro los cielos para que no haya lluvia, o si mando la langosta a devorar la tierra, o si envío la pestilencia entre mi pueblo, 14 y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra.
15 Ahora mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a la oración que se haga en este lugar, 16 pues ahora he escogido y consagrado esta casa para que mi nombre esté allí para siempre, y mis ojos y mi corazón estarán allí todos los días.
2 Crónicas 7:13-15

10 El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Juan 10:10

 

Esta entrada fue publicada en Esperanza, Mensajes, Valores y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El pecado

  1. stella dijo:

    me gustaria contactarme ,con personas cristianas que se sientan solas,como yo para seguir intercambiando opiniones,abtenerce personas mal intencionadas.puede ser de cualquier parte del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *