Dios es Amor

Por Ana Maria GT
Febrero 25, 2011

Dios es amor, pero también Dios es justo; y tanto su amor como su justicia son igual de importantes. Hay dos tipos de amor, el condicionado a:… y el incondicional. La forma en que Dios nos ama es incondicional. Esto quiere decir que no hay nada que podamos hacer para que Dios nos ame mas, o que dejemos de hacer para que nos ame menos. El nos ama, asi tal y como somos; con nuestros defectos y virtudes. Y el nos demostró su amor, que DIO a su Hijo Unigénito para que todos los que creamos en EL, no nos perdamos, sino que podamos heredar la vida eterna con El por siempre. Jesus nos ama tanto, que dió su vida por nosotros, se entregó a si mismo para pagar el precio que nosotros merecíamos. Asi de grande es su amor, y lo hizo cuando aún eramos pecadores y no lo merecíamos. Asi es como nos ama Dios, incondicionalmente.

Dios también es justo, y eso quiere decir que no va a permitir que vivamos en pecado, saliéndonos con la nuestra, como si nada pasara. Dios es justo, y claramente nos ha dicho que la paga del pecado es muerte. No es que el nos envíe al infierno, pero nuestro pecado, cuando no lo hemos confesado y nos hemos arrepentido, nos lleva a la muerte; una muerte espiritual, apartados de Dios por siempre. De Dios nadie se burla, todo lo que el hombre siembre, eso también cegará. El amor y la justicia, no se contraponen. El amor incluye disciplina y corrección. La misma Biblia dice, que Dios al que AMA disciplina. La disciplina y la corrección que Dios da a sus hijos no significa castigo. Dios también castiga, pero al impío que vive apartado de Dios y no quiere dejar su pecado. En la Biblia Dios habla muy claro de lo que es abominación para Él:

16Seis cosas hay que odia el SEÑOR,
y siete son abominación para El:
17ojos soberbios, lengua mentirosa,
manos que derraman sangre inocente,
18un corazón que maquina planes perversos,
pies que corren rápidamente hacia el mal,
19un testigo falso que dice mentiras,
y el que siembra discordia entre hermanos.
Proverbio 6:16-19

Y no porque El es AMOR siempre habla muy bonito, es claro en la forma de hablar cuando condena al que vive mal, al hipócrita y al que desobedece su Palabra. Jesús les habló muy fuerte a los fariseos, los hombres mas religiosos de esa época, decían que conocían a Dios, las cosas de Dios; y tenían a Jesús frente a ellos y no lo podían ver. Ellos seguían atados a las doctrinas y tradiciones que los hombres habían puesto y nada tenían que ver con la Palabra de Dios. Jesús los reprende fuertemente, con palabras duras.

7¡Hipócritas! Bien profetizó Isaías de vosotros cuando dijo:
8″ESTE PUEBLO CON LOS LABIOS ME HONRA,
PERO SU CORAZON ESTA MUY LEJOS DE MI.
9″MAS EN VANO ME RINDEN CULTO,
ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS PRECEPTOS DE HOMBRES.”
Mateo 15:7-9

Además de decirles hipócritas también les decía, serpientes, camada de víboras, sepulcros blanqueados. Y eso se lo decía a los escribas y fariseos, los mas religiosos de esa época, tenían mucha religión, pero no tenían al Señor de señores en su corazón, en su vida.

25¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque limpiáis el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno.
26¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que lo de afuera también quede limpio.
27¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
28Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad.
Mateo 23:25-28

Y a las multitudes les hablaba igual de fuerte. Jesús quería ver fruto digno de arrepentimiento, pero ellos en vez de arrepentirse y seguir a Jesus, autojustificaban su mala conducta.

7Por eso, decía a las multitudes que acudían para que él las bautizara: ¡Camada de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira que vendrá?
8Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento; y no comencéis a deciros a vosotros mismos: “Tenemos a Abraham por padre”, porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras.
9Y también el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.
Lucas 3:7-9

El AMOR incondicional que Dios tiene para nosotros, no impide que nos hable fuerte y con claridad; porque si no lo hace, y seguimos en nuestro pecado desobedeciendo a Dios, nos espera el ser echados al fuego eterno. Y esto es independientemente de que lo creamos o no. El cielo y la tierra pasarán, pero la Palabra de Dios permanece para siempre, y cada Palabra que Dios ha dejado escrita se va a cumplir.

Entonces, si, Dios es AMOR, y por eso envió a Jesús a tomar nuestro lugar para pagar por nuestro pecado, que es la muerte eterna. Solamente Jesús nos puede salvar de lo que merecemos, en esto nos demuestra su amor. Pero Dios es justo, y si rechazamos su regalo de salvación, el va a cumplir su Palabra de que no heredaremos la vida eterna con Él, sino que seremos echados al fuego eterno. Recibe a Jesus HOY, no rechaces Su Palabra, la Biblia. Hoy es el día de Salvación.

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *