Vanas repeticiones

Por Ana Maria GT
Ene. 10, 2011

Y al orar, no uséis repeticiones sin sentido, como los gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no os hagáis semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes que vosotros le pidáis.
Mateo 6:7-8

En una ocasión cuando Jesús terminó de orar, uno de sus discípulos le pidió que les enseñara a orar. Jesús les enseñó como modelo de oración dirigirse a Dios como Padre, y de ahí la oración del Padre Nuestro. Cuando hemos recibido a Jesús en nuestra vida, cuando creemos en El, Dios nos da el derecho de ser sus hijos, nacemos del Espíritu, por el cual ahora podemos llamarle a Dios Padre o “Papá ”.

Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre,
Juan 1:12

Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
Romanos 8:15

Dios es una persona, mas bien tres personas, es Padre, Hijo y Espíritu Santo. El esta vivo y espera que tengamos una relación personal con Él, podemos hablarle y escucharlo, podemos tener un diálogo con Él. Es por medio de Jesús que podemos conocerlo, es por medio del Espíritu Santo en nosotros que nos podemos comunicar con Él, y nos podemos dirigir a Él como Nuestro Padre. Creemos esto? Creemos que le podemos hablar al Señor Dios Todopoderoso y El nos escucha y nos responde?

Así dice el SEÑOR que hizo la tierra, el SEÑOR que la formó para establecerla; el SEÑOR es su nombre: “Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.” Jeremías 33:2-3

Entonces, porque si creemos esto, seguimos usando monólogos, vanas repeticiones, rezos repetitivos para comunicarnos con Él? Jesús ya nos dejó dicho que cuando nos dirigamos a Dios no lo hagamos como lo hacen los gentiles que no lo conocen, usando vanas repeticiones. Que molesto debe ser para Dios escuchar domingo tras domingo los mismos rituales y rezos que la gente repite una y otra vez como merolicos. Si somos de los que aún no conocemos a Dios, pues es normal que hagamos lo que otros que no conocen a Dios hacen. Pero si hemos tenido un encuentro con Jesucristo, con Su Palabra, no debemos participar en estos rezos repetitivos sin sentido que los muertos espirituales, los que no han nacido del Espíritu, hacen.

Dios sigue buscando adoradores, adoradores que lo adoren en Espíritu y en Verdad, no le agrada que le hablemos con repeticiones sin sentido como lo hacen todos los demás que no lo conocen. Dios esta buscando corazones dispuestos, corazones que quieran buscarlo de verdad, a Su Manera, por medio de Su Palabra, de Jesucristo, y que lo adoremos En Verdad, ya es hora de que lo reconozcamos. Ahora.

Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren.
Juan 4:23

Dios quiere tener una relación personal, verdadera e íntima con cada uno de sus hijos. Si somos de los que nos dirigimos a Dios solamente con las mismas palabras repetitivas cada domingo, como lo hacen los demás, sin verdaderamente tener un diálogo con Él buscando agradarlo, y además seguimos el resto de la semana viviendo en inmoralidad, impureza, avaricia, idolatría y necedades, estamos perdiendo la herencia en el reino de Cristo y de Dios.

5Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
6Que nadie os engañe con palabras vanas, pues por causa de estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.
7Por tanto, no seáis partícipes con ellos;
8porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz
9(porque el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad),
10examinando qué es lo que agrada al Señor.
11Y no participéis en las obras estériles de las tinieblas, sino más bien, desenmascaradlas;
12porque es vergonzoso aun hablar de las cosas que ellos hacen en secreto.
13Pero todas las cosas se hacen visibles cuando son expuestas por la luz, pues todo lo que se hace visible es luz.
14Por esta razón dice:
Despierta, tú que duermes,
y levántate de entre los muertos,
y te alumbrará Cristo.
15Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios,
16aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.
17Así pues, no seáis necios, sino entended cuál es la voluntad del Señor.
18Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu,
19hablando entre vosotros con salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando con vuestro corazón al Señor;
20dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre;
21sometiéndoos unos a otros en el temor de Cristo.
Efesios 5:5-21

Hoy es el día para ponernos a cuentas con Dios. Reconocer que lo hemos estado haciendo a nuestra manera o a la de los gentiles que no conocen a Dios, y no como Dios nos ha enseñado. Hoy es el día de Salvación, en donde nos podemos poner a cuentas con El. Reconocer nuestra independencia de El, arrepentirnos, pedirle perdón e invitar a Jesus a que sea El Señor de nuestra vida. Gracias Señor. Dios enviará el Espíritu Santo que nos guiará a Toda la Verdad de Su Palabra. Pasaremos de las tinieblas a su Luz Admirable, y jamás volveremos a ser los mismos. Por medio del Espíritu Santo podremos discernir lo que es y no es de Dios, y al mantenernos en Él, difícilmente podremos volver a ser engañados. Hoy es el día para tomar la decisión de tomar el Camino correcto, el Único Camino que nos conduce a Dios.

8Mas, ¿qué dice? CERCA DE TI ESTA LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZON, es decir, la palabra de fe que predicamos:
9que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo;
10porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación.
11Pues la Escritura dice: TODO EL QUE CREE EN EL NO SERA AVERGONZADO.
12Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan;
13porque: TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.
14¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
15¿Y cómo predicarán si no son enviados? Tal como está escrito: ¡CUAN HERMOSOS SON LOS PIES DE LOS QUE ANUNCIAN EL EVANGELIO DEL BIEN!
Romanos 10:8-15

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Vanas repeticiones

  1. VICTOR dijo:

    HEREJIAS , MARIA NO ES MADRE DE DIOS , SERIA LA ABUELA DE JESUS SI ESTO FUERA ASI , DIOS EXISTE ANTES DE TODOS LOS TIEMPOS , MARIA FUE ESCOGIDA POR UN PROPOSITO DIVINO , PARA QUE ENGENDRARA A JESUS EN SU NATURALEZA HUMANA , ES MADRE DE JESUS HOMBRE (EN SU NATURALEZA 100% HUMANA , EFECTIVAMENTE MARIA ES CREACION Y EN SU NATURALEZA LOS GENES DE LA NATURALEZA HUMANA CAIDA, EN SU NATURALEZA DIVINA JESUS ES 100% DIOS Y EN ESO MARIA NADA TIENE QUE VER , ANTES DE LA EXHALTACION DE CRISTO EN SU NATUTRALEZA HUMANA , MARIA ES MADRE DE JESUS. ESO NO LE QUITA A JESUS LA DEIDAD Y LA MANIFESTACION CORPORAL DE LA DEIDAD EN EL. LOS CATOLICOS SIEMPRE USAN HEREJIAS QUE TRATAN DE JUSTIFICAR CON MENTIRAS.

    • Ani dijo:

      El problema de exhaltar a María sobre Dios, es que ofendemos a Dios sin darnos cuenta. Dios es el Todopoderoso creador del cielo y de la tierra, el principio y el fin, el alfa y el omega, antes que Él, no existía nada… no tiene madre, y es solamente Él quien merece toda nuestra alabanza y adoración. Bendita Maria entre todas las mujeres, quien fué la madre de Jesús mientras estuvo aquí en la tierra.

      Cuidado, si llamamos a María la madre de Dios; no importa si así nos lo han enseñado equivocadamente.

    • Ariel Alvarez dijo:

      Sino es Madre de Dios, negamos la naturaleza humana de Dios, y las naturalezas de Dios (Divina y Humana) NO SE PUEDEN SEPARAR>

      • Ani dijo:

        María es la madre de Jesús, mientras estuvo aquí en la tierra. Dios es el Creador, y una criatura no puede ser su madre. El Espíritu Santo también es Dios, y María no es la madre del Espíritu Santo.
        No podemos insistir en poner por encima de Dios a una criatura, Él es el alfa y el omega, el principio y el fin. Lea por favor el capítulo uno del libro de Romanos en su Biblia. Bendiciones.

  2. Ani dijo:

    Jesucristo es Rey, mi Salvador y Señor, y el Único sin pecado. El no comparte su gloria con nadie. La mujer que derrota a Satanás es la Iglesia de Cristo, no María.
    “Así como el hombre es cabeza de la mujer; Cristo es cabeza de su Iglesia”. La Iglesia de Cristo es su Novia, su Esposa, su Mujer.

    María es bendita entre las mujeres, y cumplió fielmente el propósito para la cual fué llamada por Dios, llevar en su vientre a Jesucristo, wow!!!. Pero jamás la podremos exhaltar sobre Dios. María es la madre de Jesús, no de Dios. El Espíritu Santo también es Dios, y no por eso María es la madre del Espíritu Santo. Gloria y honra al Único Dios Verdadero: Padre, Jesucristo y Espíritu Santo.

    • Nicolás dijo:

      El concepto de Santísima Trinidad no se refiere a que las tres Santas Personas se repartan la divinidad, sino a que las tres comparten esa misma divinidad y la constituyen. El Padre está todo en el Hijo, todo en el Espíritu Santo. El Hijo está todo en el Padre, todo en el Espíritu Santo. El Espíritu Santo está todo en el Padre, todo en el Hijo. Si nos guiamos por lo que usted dice, debemos concluir que el Padre es un tercio de la divinidad, el Hijo otro tercio y el Espíritu otro tercio más. El Padre no posee un tercio, posee toda la divinidad (es todo Dios). El hijo no es un tercio Dios, es todo Dios. El Espíritu Santo no es un tercio Dios, es todo Dios. La cita de Colosenses es incontrovertible, en Jesucristo habita corporalmente la plenitud de la divinidad. Ahí donde está el Padre, está el Hijo y el Espíritu Santo. Donde está el Hijo, está el Padre y el Espíritu Santo. Donde está el Espíritu Santo, están el Padre y el Hijo.

      Jesús es Hijo de Dios, todo Dios por naturaleza, segunda persona de la Santísima Trinidad. María es madre de Jesús, que es todo Dios. María es Madre de Dios.

      Y si te pones a pensarlo, María es la única persona que ha tenido una relación tan peculiar con Dios. Por adopción, es hija del Padre. Es Madre del Hijo. Es esposa del Espíritu Santo.

      La esposa de Cristo es la Iglesia. Pero la Iglesia no es la descendiente de Eva que aplasta la cabeza de Satanás. Primero porque la Iglesia está constituida por hombres pecadores, y para vencer a Satanás se debe vencer el pecado.

      Dios no comparte su gloria con nadie. La adoración y la gloria son sólo para Dios. Pero toda la creación ve en María a la obra perfecta de Dios (salvando a Jesucristo, claro está). María, siendo criatura, es la obra más admirable de Dios. Madre de los cristianos, de la Iglesia naciente. Descendiente de David, perteneciente a la casa real. Reina por ser madre del rey, no olvides que en el pueblo judío las reinas eran las madres de los reyes. Reina porque el Ángel la saluda como tal.

      Nadie adora a María ni dice que María está sobre Dios. Pero te recuerdo que David y el pueblo de Israel alababa y veneraba el arca de la alianza, que contenía el maná del desierto, la vara de Aarón, las tablas de la ley y la Palabra de Dios. Jesucristo es el pan de vida bajado del Cielo, Jesucristo es la Palabra de Dios encarnada, y Jesucristo estuvo en el seno de María durante nueve meses. María es el arca de la nueva alianza, la perfecta cristiana. Porque antes de concebir en su seno a Jesús, Dios con nosotros, lo había concebido en su corazón, desde su más tierna infancia. “Fiat” es lo que le dice al Ángel de la anunciación. “Hágase su voluntad, he aquí a la esclava del Señor”. “Fíat” es lo que Cristo dice en su Pasión. “Padre, si puedes, haz que pase de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Otra vez, el “hágase”. María comprendió que para la glorificación es necesaria la humillación (en el canto del Magnificat). Y Jesucristo diría luego “Los que se humillan serán exhaltados, los que se exhaltan, serán humillados”. Todo cristiano debe hacer de su vida un peregrinaje tras el rostro de Cristo. Pero en María tenemos el mejor ejemplo de cristiano.

      Por cierto, Lutero escribió uno de los más bellos comentarios sobre el Magnificat, y él decía que María era Madre de Dios (Mater Dei). ¿Curioso, no?

      ¡Ave María purísima!

      ¡Sin pecado concebida!

    • Alejandro Sastre dijo:

      Esta en un error , no es exaltar mas que a Dios a Maria , al exaltar a Maria se esta exlatando la obra de Dios , a Maria no se le debe adoracion , cosa que ella misma ha expresado en sus multiples apariciones siempre evangelizando en favor de Cristo y la Santa Trinidad, y por otro lado ese trillado concepto de que se refiere a la Iglesia en la prefigura de la mujer , cae en un error , y es simple , Cristo no es descendiente una Iglesia , Cristo creo una Iglesia , pues dijo Tu eres Cefas y en esta cefas edificare mi Iglesia, Bendiciones.

      • Ani dijo:

        Las apariciones que se dicen ser María, buscan ser exhaltadas sobre Jesús. Ella se dice ser la mediadora, la intercesora, y la redentora; títulos que solamente le corresponden al Señor Jesús. Inclusive pide que se le levanten templos. Estas apariciones nada tienen que ver con la bendita, sencilla y humilde María madre de mi Señor Jesucristo.
        Cristo desciende de una de las tribus de Israel, la de Judá. Primero vino como un corderito llevado al matadero, para pagar el pecado de muchos; pero vendrá por segunda vez como el León de Judá, reinando en majestad. Jesucristo desciende del Pueblo escogido por Dios.
        Cuándo Pedro reconoció a Jesús como el Cristo, el Mesías, el Salvador… Jesús le dijo: “Bienaventurado eres Pedro, porque eso no te lo reveló carne ni sangre (persona); sino mi Padre que está en el cielo.” Y sobre esta revelación que Pedro y muchos otros hemos recibido, sobre este fundamento de saber quién es realmente Jesús… El funda su iglesia. La iglesia de Cristo no es una denominación en particular; sino los que lo reconocemos como único y suficiente Salvador y Señor y buscamos obedecerlo; empezando con el primer mandamiento que Él nos dejó.

  3. jose dijo:

    en ninguna parte de la biblia habla de la santa trinidad , sin enbargo creemos y sabemos que haci es , la oracion jamas es vana DIOS mismo repetia las mismas palabras . MARCOS 14,39. Y SE ALEJO DE NUEVO A ORAR , REPITIENDO LAS MISMAS PALABRAS, EL SANTO ROSARIO ES BIBLICO , LUCAS 1,28. LLEGO EL ANGEL HASTA ELLA Y LE DIJO, ALEGRATE *LLENA DE GRACIA , EL SEÑOR ESTA CONTIGO. LUCAS 1,42. BENDITA TU ERES ENTRE LAS MUJERES Y BENDITO EL FRUTO DE TU VIENTRE. el espiritu santo habita en ti y en mi y en todos nosotros los cristianos , lo anunciaba el profeta joel ,, sucedera en los ultimos dias derramare mi espiritu sobre toda carne , el espiritu santo solo lo tenian los grandes profetas hoy no , BENDITO SEA DIOS QUE TODOS LO TENEMOS , SOLO QUE ALGUNOS HERMANOS NO LO ALIMENTAN Y ES LOGICO QUE NO SE LES NOTE . 1COR.1,10-13. DIVICION ENTRE LOS CREYENTES , TRISTEMENTE ES LO QUE SUCEDE AHORITA EN NUESTROS GLORIOSOS Y SANTOS TIEMPOS , QUE TODO LO QUE RESPIRE ALABE AL SEÑOR .

    • Ani dijo:

      Es correcto José, la Biblia menciona la primera parte del Rosario “Dios te salve María (ella también necesitaba un Salvador), llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres, y bendito el fruto de su vientre, Jesus”; todo esto es bíblico. El problema es la segunda parte que no está bien, ya que María es la madre de Jesús y no de Dios, Dios es el creador de todo cuanto existe, y María es una creatura. Tampoco puede ya rogar por nosotros porque ya no vive más, y los muertos ya no tienen parte de lo que esta bajo el sol (en la tierra), por lo que no puede escucharnos ni interceder mas. Dios (Padre, Jesus y Espiritu Santo) es el único que es omniciente, omnipotente y omnipresente quién puede responder a nuestras peticiones. El problema del Rosario es que tiene verdades con mentiras, y eso confunde a las personas. Bendiciones y reconozcamos a Jesús como Unico y Suficiente Salvador y Señor para heredar la vida eterna, Todo lo que respira… alabe al SEÑOR, bendiciones para ti y tu familia.

      • jose dijo:

        DIOS TE BENDIGA ABUNDANTEMENTE A TI Y TODO TU MINISTERIO

      • Nicolás dijo:

        María es Madre de Jesús.
        Colosenses 2, 9: Porque en él (en Cristo) habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad.
        En Cristo habita toda la plenitud de Dios y de forma corporal. No es una forma de decir, es real, es la verdad.
        Si María es madre de Jesús, y Jesús es Dios, porque en él habita corporalmente toooooooooda la plenitud de la divinidad, no es descabellado pensar que María es Madre de Dios, ¿no?
        “Dios te salve”, es decir, “Ave”, no se refiere a la salvación del alma inmortal. Se refiere, ni más ni menos, a un saludo real, a un saludo que sólo a los reyes (“SÓLO A LOS REYES”) era dado. Se hacía con una proclamación de la realeza, con una reverencia.
        María tuvo un salvador, en efecto, Dios mismo. Pero quiero que imagines a un pichón que está a punto de caer en una fuente de agua. Piensa que si tú sacas al pichón antes de que este se haya empapado (antes de que haya entrado en la fuente), sería mucho mejor que haberlo salvado después de que tocara el agua de la fuente. Sí, Dios salvó a María, pero antes de que naciera con mácula, con el pecado original. María es como es no por mérito, sino por gracia, porque por gracia de Dios nació inmaculada y pura, sin mancha, y era menester que así ocurriera. Eva, la que había nacido en el mundo sin mancha, decidió mancharse con el pecado. María, la que nació en el mundo corrompido, mantuvo su alma sin mácula. Para que la victoria sobre Satanás fuera plena, completa, la descendiente de Eva, María, debía aplastar por completo la cabeza de la serpiente, y eso significaba derrotar el pecado, derribar la mácula, anular el pomes, ser la criatura perfecta que Dios proyectó. Porque en efecto, Dios desde el principio quiso que llegásemos a ser como dioses (nos creó a su imagen y semejanza). El Ángel Caído nos ofreció lo mismo, aunque no como Dios lo quería dar. María es la imagen que Dios quiso para todas sus criaturas, es la perfección de la gracia. “Llena de gracia”, quexaritomene, la que es hecha de gracia, la que fue llena, es llena y será siempre llena de gracia. Eso significa el gratcia plena, la plenitud de la gracia. María no fue, no es, una criatura más, es la predilecta de Dios porque Dios mismo la creó así. ¿Podía pecar María? Sí, podía, porque Dios la dotó de libertad. Pero en un principio María no tenía inclinación hacia el pecado, lo que la dejaba con que podía pecar si otro hombre la tentaba o si Satanás la tentaba. “Quexaritomene” indica que no lo hizo.
        Por eso, Satanás la odia y la aborrece a muerte, porque es la imagen de aquello que más detesta. Porque sumido en su odio, lo que le queda, es corromper a la criatura que Dios más ama (a los hombres), y María representa su derrota y su más amarga flaqueza. Fue perfecta por gracia, es perfecta por gracia. Y Satanás la quiere rebajar del lugar en que Dios la puso. Uno de los más grandes aciertos de Satanás es hacer creer a los hombres que fue una simple mujer más, que no fue Madre de Dios, que ni siquiera fue Virgen antes, durante y después del parto, que no conservó su castidad después del nacimiento de Jesús. ¡Le conviene a la serpiente que creamos que María no fue Santa sino una mujer como cualquier otra! ¡Le conviene que nosotros, los más engañados, pensemos que ella fue sólo una simple mortal! ¡Le conviene porque así nadie la tendrá como ejemplo y nadie podrá creer que el maldito enemigo de Dios fue vencido una vez por una mujer! ¡Ella representa todo lo que él no puede! ¡Ella representa el triunfo y el poder de Dios! ¡Ella es para él su derrota! ¡Ella es la muestra viva de que Satanás fue derrotado por Dios y que lo será siempre!
        Por Dios. ¿Acaso llevar al Verbo de Dios en su vientre no habría bastado para santificarla y cristificarla? ¿Para perfeccionar lo que ya era perfecto? Si a la hemorroíza le bastó con tocar su manto para quedar curada, ¿cuántas gracias y cuán alto habrá llegado aquella Virgen de Israel que llevó en su vientre al Verbo de Dios?

        ¡Ave María Purísima!

        ¡Sin pecado concebida!

      • Alejandro Sastre dijo:

        Jesus tiene una naturaleza divina y una humana si Maria no fuera madre Dios en la persona de Jesus estariamos afirmando que Jesus no es Dios como el lo afirma. Esta herejia, el Arrianismo es muy antigua y tomo un concilio en el de Nicea y con muchos obispos de la Cristiandad en el siglo 325 ,no descubrir ni inventarlo , pues esto es aceptado desde mucho antes , como en el evangelio de Lucas , donde Elizabeth prima de Maria exclama }quien soy yo para que la madre de mi SR (del griego Kyrios y el hebreo Adonay) venga a visitarme ” y lo dijo llena del Espriritu Santo. Amen hermana creo que olos pasajes de Maria como hoy me decia una amiga Bautista , “Es que se habla muy poco de Maria en la Biblia ” pues si pero lo poco y sustancial de esta palabra de Dios no es tema favorito en el protestantismo. . Por otro lado es malo hacer vanas Repeticiones o repeticiones con sustancia y discernimiento. El problema no esta en las repeticiones sino como haces esas repeticiones y a quien van dirigidas y en el caso de Maria seguro estaremos tambien alabando a Dios porque Maria es un regalo de Dios ,” He ahi esta tu Madre”. Bendiciones.

        • Alejandro Sastre dijo:

          Muchos pasajes en la Biblia dan muestras de repeticiones, el mismo Jeus en Getsenmani , repito el punto no es la repeticion en si , sino la vanalidad que pudiera tener dicha repeticion, “El torpe y el ignorante tuercen las escrituras para su “

        • Ani dijo:

          Dios es el creador de todo cuanto existe. María es una criatura creada por Dios. Dios todopoderoso no puede ser hijo de una criatura. Jesús sabiendo el dolor que su madre sentía en esos momentos, y sabiendo también el dolor de Juan, les pide que se acompañen el uno al otro; en una relación tan estrecha como lo es el de la madre con su hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *