Se trata de EL

Por Ana Maria GT
Dic. 16, 2010

Hoy en la mañana que amanecí, estaba pensando como era mi vida antes de conocerlo a El, a Cristo; y la manera en que El vino a revolucionar mi pensamiento, a renovar mi mente. Ahora que veo como hay tantas filosofías y cursos de desarrollo humano, en donde las personas se centran en si mismas; me doy cuenta que podrán tener aparentes cambios temporales, pero no serán eternos. Solamente Cristo es el que puede darnos esa vida eterna que todos necesitamos.

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

Solamente El, tiene el poder de transformar nuestro corazón cuando le damos el trono, cuando lo hacemos el Rey. El es quien cambia nuestro corazón de piedra por uno de carne. Se trata de verlo, buscarlo y seguirlo a EL, no de buscarnos a nosotros mismos. Jesus mismo lo dijo: El que ha hallado su vida la perderá; y el que ha perdido su vida por mi causa la hallará.

Mientras sigamos poniendo nuestra atención en la persona y no en Cristo, en el positivismo y no en las promesas de Dios, en conocernos a nosotros mismos en vez de buscar conocerlo a Él, en las obras de la ley o rituales en vez de lo que EL hizo en la Cruz, seguiremos siendo lo que Pablo les dijo a los Gálatas:

Oh, gálatas insensatos! Quien os ha fascindo a vosotros, ante cuyos ojos Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado?
Esto es lo único que quiero averiguar de vosotros: recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oir con fe?
Tan insensatos sois? Habiendo comenzado por el Espiritu, vais a terminar ahora por la carne?
Galatas 3:1-3

Pablo los reprende porque estaban dejando la Cruz de Cristo, la fe en El, el escuchar Su Palabra, para escuchar a otros que los fascinaban con teorías humanas, de la carne. No se trata de nuestras “buenas obras”, que para DIos son como trapos de inmundicia, sino de lo que EL HIZO en la Cruz. Nuestras buenas obras son solamente la evidencia de que lo hemos conocido a EL, y lo que hacemos es para darle gloria a SU NOMBRE, y no al nuestro. SE TRATA DE EL, y no de MI.
Cuantas personas hoy en dia están cambiando la Palabra de Dios, la Luz de Cristo por otras filosofías y doctrinas que nada tienen que ver con Dios? Pero Pablo ya nos lo había advertido…

Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para si maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos.
2 Timoteo 4:3-4

Jesus muy claramente lo dijo:
Yo soy el Camino, LA VERDAD y la Vida; y NADIE viene al Padre sino a través de mi.
Juan 14:6

Jesús es la VERDAD, cuando apartamos nuestros oídos de Su Palabra, nos volvemos a mitos o a vanas filosofias, siendo primero ciegos guiados por ciegos y después tomando un lugar de liderazgo siendo ciegos guías de ciegos. Antes de conocer a Cristo, eso eramos, ciegos en las tinieblas. Jesucristo ES la Verdad, y solamente hay UN Camino para llegar a Dios Padre. El ser “abierto” o “liberal” y creer en el “ecumenismo” es contrario a lo que Cristo nos enseña. Es cierto que Dios nos ama incondicionalmente, no hay nada que podamos hacer para que nos ame más, o que dejemos de hacer para que nos ame menos; su amor por nosotros es incondicional, y lo demostró dando su vida por nosotros aún cuando eramos pecadores y no lo merecíamos.

Pero Jesucristo habló claramente de UN solo fundamento, EL! La piedra angular rechazada por muchos, la roca en donde debemos fundamentar nuestra vida, nuestra casa. El ecumenismo pretende unir a todas las religiones porque dicen que hay muchos caminos que llegan a Dios. Esto no es bíblico, porque Dios ha declarado en Su Palabra que el UNICO Camino para llegar a El, es Jesús. No importa el nombre de la religión o denominación a la que pertenezcamos; si nos hemos encontrado de una forma personal con Jesucristo, si El es Nuestro Unico Señor y Salvador; si hemos venido a ser oveja de su rebaño, y escuchamos su voz, la del Pastor, entonces hemos pasado de las tinieblas a su Luz Admirable, y esto con un propósito.

Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; pues vosotros en otro tiempo no erais pueblo, pero ahora sois el pueblo de Dios; no habíais recibido misericordia, pero ahora habéis recibido misericordia. 1 Pedro 2:9-10

Una vez que Dios nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable, debemos anunciar todas las virtudes de Jesucristo, que muchas personas puedan venir al conocimiento de La Verdad de la Palabra de Dios. Y poder estar completos en El.

Ya no hay necesidad de volver a nuestro pasado tratando de resolver “asuntos inconclusos” o tratar de entender nuestro necio corazón, o el porque es que estamos donde estamos. En Cristo tenemos una nueva vida, un nuevo corazón, limpio, lavado por su sangre y Su Palabra.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es ; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

Pablo lo reafirma de la siguiente manera:
Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:13-14

No es en el humanismo ni sus técnicas donde encontraremos el gozo y la paz que estamos buscando, sino en EL. Jesús mismo nos dijo, que la paz que El da no es como nos la da el mundo; y si el mundo no nos la da, tampoco nos la puede quitar. El nombre de Jesucristo sea exhaltado por siempre…. bajemonos del trono para dárselo a Él. Se trata de El, es enfocarnos en EL que nos mantendrá en paz…. Busca a Dios! No a tu manera, sino a la de EL. Bendito es el hombre que confía en Dios y no en si mismo.

Tu guardarás en perfecta paz, aquel cuyo pensamiento en TI persevera; porque en ti ha confiado. Isaías 26:3

Porque ya que en la sabiduría de Dios el mundo no conoció a Dios por medio de su propia sabiduría, agradó a Dios, mediante la necedad de la predicación, salvar a los que creen. Porque en verdad los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, piedra de tropiezo para los judíos, y necedad para los gentiles; mas para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios. 1 Corintios 1:21-24

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *