Reconócelo en todos tus caminos

.

Proverbios 3:6

5 Confía en el Señor con todo tu corazón,
y no te apoyes en tu propio entendimiento.
6 Reconócele en todos tus caminos,
y El enderezará tus sendas
.
Proverbios 3:5-6

Ahora que tuvimos la oportunidad de hacer un viaje familiar a Colorado, y ver la belleza de algunos lugares que visitamos, estuve meditando en qué fácil es reconocer a Dios en esos caminos.

Ver y Disfrutar de la Creación, reconocer que hay un Creador Maravilloso y Todopoderoso capaz de idear y construir tal hermosura, en donde queda más que claro que es imposible que tanta belleza sea el resultado de una Explosión Atómica; pude entender bastante bien lo que Pablo dijo, en cuanto a que verdaderamente, no tenemos excusa para cambiar la gloria de Dios, por otras cosas insignificantes y hasta detestables.

18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad. 19 Pero lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente. 20 Porque desde la creación del mundo, Sus atributos invisibles, Su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que ellos no tienen excusa.

21 Pues aunque conocían a Dios, no Lo honraron (no Lo glorificaron) como a Dios ni Le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se volvieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
Romanos 1:18-23

Y aunque esta es una Palabra muy fuerte para los que deciden cambiar la gloria de Dios por imágenes talladas, lo que más me llamó la atención, es que Dios nos dice que debemos reconocerlo a Él en TODOS nuestros caminos.
Esto quiere decir, que no solamente en esos caminos de belleza a donde en ocasiones Él nos lleva, en donde Él se hace evidente por medio de Su Creación; sino que debemos reconocerlo también, en todos nuestros caminos.

Esto se refiere a que también debemos reconocer su poder y su grandeza por cualquier camino en donde nos permita transitar; ya sea por caminos pedregosos, con obstáculos, algunas veces obscuros y que parecen no tener salida.  Porque Dios sigue siendo el mismo, no importa por que caminos nos lleve o inclusive nosotros decidamos andar.
Él no cambia, Dios sigue siendo maravilloso, poderoso y majestuoso… y si nosotros lo reconocemos, aún cuando andemos por esos valles de sombra de muerte; Él nos guiará junto a corrientes de agua viva, a aguas de reposo y por sendas de justicia.  ¿Lo crees?

Si reconocemos a Dios en todos los caminos, Él ha prometido que enderezará nuestras sendas. Esto quiere decir, que si andámos chuecos, quizá tomando malas decisiones ante las diferentes situaciones que se nos presentan, Él enderezará nuestras sendas: pensamientos y actitudes para alinearnos con las de Él.
Dios nos ha predestinado para ser como Su Hijo, y nos llevará toda una vida para lograrlo, pero entre más lo reconozcamos en cualquier cosa que pensemos,  hagamos o en cualquier lugar en donde andemos, entonces, podremos ir adquiriendo cada día más su manera de pensar y actuar.
Permitamos que sea Él, Quién nos enseñe.

Y así, podamos un día llegar a decir lo que dijo Pablo inspirado por El Espíritu Santo:

16 Porque ¿quien ha conocido la mente del Señor, para que le instruya? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.
1 Corintios 2:16

Por eso hoy, te invito a que si para ti ha sido fácil reconocer a Dios en los Hermosos Caminos que te ha permitido disfrutar; también aprendamos a reconocerlo en el Valle de Sombra de Muerte por el cual con seguridad también nos permitirá pasar.
Porque no importa cuales sean los caminos por los que andemos, Dios sigue siendo Grande, Maravilloso y Poderoso y en Quién nos podemos deleitar siempre, sin importar las circunstancias por las que podamos estar pasando. Jesús nos advirtió que en este mundo corrompido tendríamos aflicción, pero que Confiáramos en Él, porque Él ya venció todas las cosas de este mundo y también nos librará en su tiempo perfecto.

Dios te bendiga!  Reconoce al Señor Jesús por donde quiera que vayas, que Él te guiará junto a aguas de reposo en las que podrás descansar, sabiendo que Él, como Buen Pastor, está al cuidado de Sus Ovejas.
Solamente asegúrate de ser Oveja de Su Rebaño y nunca dejes de Seguirlo!

Así lo dijo Jesús:

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; 28 y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano.
Juan 10:27-28

 

Esta entrada fue publicada en Esperanza, Mensajes, Vida Espiritual y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *