Pregúntale a Dios

Por: Ani Garza T
Dic. 3, 2011

.

.

¿Cuántas veces nos metemos en aprietos o problemas por tomar decisiones equivocadas? ¿Cuántas veces decimos o hacemos cosas que no están bien y perdemos la paz? Aún queriendo hacer lo correcto. ¿Te ha pasado?

Jesus dijo: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas.” Si no estamos en Cristo, si no lo seguimos, andamos en tinieblas, sin poder ver claro, y una y otra vez tomaremos decisiones a obscuras que nos llevarán a toparnos con pared.
Cuando no conocemos la Palabra de Dios, que es luz a nuestro caminar, seguiremos tomando malas decisiones sin darnos cuenta de las consecuencias que llegarán.

Pero hoy quiero dirigirme no a las personas que aún no han tenido el privilegio de encontrarse con el Señor, sino para los que ya hemos decidido caminar con Él y aún así pasamos por situaciones difíciles en nuestra vida; ya sea por malas decisiones que nosotros tomamos o por las decisiones que toman otras personas y nos afectan.

Hoy solamente quiero recordarte lo que Dios nos ha dejado a sus hijos, los que hemos recibido a Jesús, es algo muy especial y valioso, que esta con nosotros siempre y que las personas que están en el mundo no conocen. ¿Sabes que es?  Es una promesa que Jesús nos ha dejado a los que hemos decidido amarlo y seguir sus mandamientos:

Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre; es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.
Juan 14:15-17

Así es, Dios nos ha dejado al Espíritu Santo quién nos Consuela cuando pasamos por situaciones difíciles de dolor en nuestra vida. Es por medio del Espíritu Santo que podemos comprender que Dios tiene un propósito mayor por el cual nos ha permitido pasar por esa situación, y aún así, podemos estar en paz. Solamente por medio del Espíritu Santo es que podemos conocer y comprender lo que es de Dios.
Porque, ¿quién conoce las cosas de los hombres? Sino los hombres mismos. Y,  ¿quién conoce las cosas de Dios? Solamente el Espíritu Santo que Dios ha hecho morar en nosotros. El Espíritu Santo es quién puede consolarnos, así es que si estás pasando por alguna situación de dolor, ve a quién te puede consolar.

Quizá te sientas así porque ahora no sabes que hacer; recuerda también que Dios es el Admirable Consejero, y si lo que necesitas es tomar una buena decisión para enfrentar lo que sigue, entonces: Pregúntale a Dios.  Es Dios quién te puede dar al mejor consejo; es su especialidad.

Dios es muy claro en Su Palabra y te responderá con la Verdad, no necesariamente con lo que te gustaría escuchar; pero sí con lo que traerá bendición y paz a tu vida.  Busca a Dios para que sea El quién te guíe a tomar la mejor decisión, lo que es correcto y verás como obtendrás la victoria por medio de Él, quien te ama de verdad.

Dios espera que vayamos a Él en todo momento, porque Él tiene el mejor consejo y la respuesta que necesitamos en cada instante de nuestra vida.
No te preocupes por nada… solamente presenta tus peticiones delante de Él:

6 No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. 7 Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.
Filipenses 4:6-7

Confía en Dios:

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.
Isaias 26:3

No te inquietes, decide pasar  tiempo de intimidad con Dios presentándole tus peticiones con acción de gracias, y Él te responderá, te dará una respuesta clara, porque El es luz a tu caminar.

Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas.
No seas sabio a tus propios ojos, teme al SEÑOR y apártate del mal.
Proverbios 3:5-7

Pide el Consejo del Señor y ponlo por obra; y verás el favor de Dios obrando sobre tu vida.

No seas vencido por el mal, sino vence con el bien el mal.
Romanos 12:21

No digas: Yo pagaré mal por mal; espera en el Señor, y El te salvará.
Proverbios 20:22

El que extravía a los rectos por el mal camino, en su propia fosa caerá; pero los íntegros heredarán el bien.
Proverbios 28:10

Amados, nunca os venguéis vosotros mismos, sino dad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: Mia es la venganza, yo pagare, dice el Señor.
Romanos 12:19

Y cuando estéis orando, perdonad si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone vuestras transgresiones.
Pero si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos perdonará vuestras transgresiones.
Marcos 11:25-26

¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros?
Pero El da mayor gracia. Por eso dice: Dios resiste a los soberbios pero da gracia a los humildes.
Santiago 4:5-6

Y no es embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu.
Efesios 5:18

Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino:
Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción.
Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino qué teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos;
y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos.
Pero tú, sé sobrio en todas las cosas, sufre penalidades, haz el trabajo de un evangelista, cumple tu ministerio.
2 Timoteo 4:1-5

Jesus les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado.
Y estas señales acompañarán a los que han creído: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán en nuevas lenguas; tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien.
Marcos 16:15-18

Dios tiene una respuesta clara y el mejor consejo a cada una de nuestras inquietudes. Él ya ha dejado los mejores consejos escritos en Su Palabra, en la Biblia.
Estos han sido algunas consejos que Dios me ha dado en esta semana.
Espero que sean también respuestas a algunas de las situaciones por las que estas pasando.

Porque ¿busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.
Gálatas 1:10

 

Esta entrada fue publicada en Aflicciones, Confianza, Mensajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pregúntale a Dios

  1. Miguel Lopez dijo:

    Dios les bendiga a todos. Les pido me acompañen en oración si el Señor lo dispone en sus corazones. Estoy pasando por una tribulación bastante fuerte, nada que nuestro Poderoso Dios no pueda cambiar y/o usar para su Gloria, y purificación de su siervo. Tengo 3 hijos varones y su mama tomo la decisión de regresarse al mundo, se fue de lacas y me dejo solo con los niños. Las circunstancias que llevaron y/o lo que involucra esta ruptura es muy triste. Tenemos un mes viviendo solos y ha sido muy difícil, pues lo que conlleva a sacar adelante a 3 niños. Bueno, acompáñenme en oración para que nuestro Dios, libere a su mama de las garras satanás tenga misericordia de ella y se de cuenta que solo el Señor Jesucristo puede llenar totalmente la vida, redarguya su corazón y se vuelva a El. Para que a mis hijos y ami, nos de paz, gozo, tranquilidad… y a sabiduría para tomar las disecciones de acuerdo a su voluntad y no guiarme por mis emociones o sentimientos. Dios les bendiga.

    • Ani dijo:

      “Padre, en el nombre de Jesús, te damos gracias por la familia de Miguel y porque confiamos en lo que Tu Palabra dice: Lo que Tu uniste, nada ni nadie lo puede separar. Señor, te pedimos que vengas sobre su esposa hoy mismo y la hagas volver en sí. Padre, no permitas que el enemigo venga a destruir esta hermosa familia que tu has formado. Fortalece a Miguel en esta situación y prepáralo para que sea el esposo y padre que su familia necesita. Abrázalos Señor, y hazles saber que Tu tienes todo el control, que Tu tienes un propósito para esta situación, y que pueden confiar en Tí porque tu estas obrando algo grande para su familia.
      Gracias Padre, y que El nombre de tu Hijo Jesús sea exaltado, quién dió su vida por nosotros, aún cuando eramos pecadores. Bendice a la familia Lopez, en el nombre de Jesús.”

      Confía en el Señor, que todo estará bien. Aprovecha este tiempo para buscar más de Jesús y prosperar tu relación con Él. El Salmo 37:4 es para ti: Deleitate en el Señor, y Él concederá las peticiones de tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *