Poniendonos de Acuerdo

Poniéndonos de Acuerdo
Por Ana Maria GT
Agosto 7, 2010

Hay un pasaje en la Biblia que me encanta, donde Jesús nos dice que si dos de nosotros nos ponemos de acuerdo sobre cualquier cosa que pidamos aquí en la tierra, nos será hecho por el Padre que está en los cielos. Y me llama mucho la atención que dice que si “nos ponemos de acuerdo”, Dios bendice cuando estamos de acuerdo.

Cuantas veces como pareja o como familia sabemos que tenemos una necesidad y andamos cada quien pensando en lo que nos preocupa sin saber como mantenernos en unidad por estar pensando independientemente en cada una de nuestras necesidades o preocupaciones. Cuando Jesús nos dice que nos pongamos de acuerdo, y en unidad levantemos una oración de petición a Dios, Dios no solamente nos escucha sino que contesta nuestra oración, Jesús nos dice que sobre cualquier cosa que pidamos (de acuerdo a Su Palabra). Este pasaje tiene mucho poder, porque nos ayuda como pareja y familia a mantenernos en un mismo Espiritu al estar orando por alguna necesidad. Y cuando no nos podemos poner de acuerdo, pues cuando menos pongámonos de acuerdo en que “no nos podemos poner de acuerdo” J y pidámosle a Dios que nos ayude a ponernos de acuerdo. Una casa dividida no permanecerá, y por eso Jesús sabiamente nos dice que nos unamos, que nos pongamos de acuerdo, levantemos esta petición y Dios la concederá, es verdad. Su Palabra es Verdad y El la cumplirá.

Si tienes algún familiar o amigo que esta pasando por alguna necesidad, tu puedes ponerte de acuerdo con esta persona para levantar una petición sincera a Dios, creyendo que lo recibirán y Dios obrará. El es Dios, todopoderoso y busca tener una relación personal con cada uno de nosotros. Para lo que nosotros es imposible, es posible para Dios. Una y otra vez en la Biblia Jesús nos dice, clama a mi y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces. Si tienes alguna necesidad, tomate de esta Palabra de Dios, busca ponerte de acuerdo con tu pareja, con tu hijo o con tu amiga, y en unidad pidanle a Dios por esa necesidad y Dios responderá.
Jesús ha prometido suplir todas nuestras necesidades, porque si a las aves que no trabajan ni acumulan Dios las alimenta; y los campos que mañana se secan Dios los viste con hermosas flores, cuanto mas valemos nosotros para Él. Busquemos el reino de Dios y su justicia, las cosas de Dios, y todo lo demás nos lo dará como añadidura. Dejemos de buscar las añadiduras y busquémoslo a Él todos los dias.

 

Esta entrada fue publicada en Aflicciones, Confianza, Mensajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *