Nombre sobre todo nombre

Por Ana Maria GT
Julio 7, 2011

Dios nos dejó un nombre que esta sobre todo nombre. Es un nombre que al mencionarlo, todo se estremece. Cuando ese nombre se utiliza los demonios tiemblan y huyen, el dolor y las enfermedades se van, los muertos resucitan, quien lo conoce se alegra y regocija al escucharlo.

Jesucristo es el nombre que esta sobre todo nombre. En El hay Salvación de las ataduras de pecado, de adicciones, de rencores y amargura. El nombre de Jesucristo esta sobre los demonios que rondan por el mundo, y mayor es El que esta en nosotros, que el que esta en el mundo viendo a quien devorar. En El somos mas que vencedores por su amor incondicional. Jesucristo es El Señor, todo fue creado por el y para el, para la gloria de Su Nombre. El es Dios, Todopoderoso, Soberano y quien tiene todo el control. Toda rodilla tendrá que doblarse y confesar que Jesucristo es El Señor, y someterse a su Señorío, para la gloria de Dios Padre.

Es solamente por medio de El que podemos pasar a ser hijos de Dios, y que todas las promesas que Dios nos ha dejado en Su Testamento, la Biblia, pasen a ser nuestras, pasamos a ser herederos de Dios y coherederos con Su Hijo Jesucristo, wow.

En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de El, y el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre,
Juan 1:10-12

Aún hoy, muchos siguen sin recibirlo, sin venir a El, e inclusive lo niegan, saben de El, pero prefieren seguir viviendo en tinieblas para que sus malas acciones no sean expuestas.

Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron mas las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas. Juan 3:19-20

Aún asi, al final, todos tendremos que venir delante de El, doblar nuestra rodilla delante del Rey de reyes y Señor de señores, confesando quién es El. Jesucristo es el nombre que Dios nos ha dejado para que tengamos Salvación y Vida Eterna. A Dios nadie lo ha visto jamás, pero Jesucristo, cuando lo recibimos, nos da a conocer a Dios, porque el que ve a Jesús puede ver a Dios.

Cuando conocemos y creemos en Jesucristo, en Su Nombre, señales nos seguirán….

Y estas señales acompañaran a los que han creido: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien. Marcos 16:17-18

Estas son las señales que siguen a los que creen. Mismas señales que siguieron a Pablo, a Pedro, a Juan, y a cada seguidor de Jesús. En el libro de Hechos, podemos aprender de todo lo que Jesus hizo de sanidades y milagros por medio de sus discípulos, después de que Jesus ascedió al cielo.

Jesús mismo nos dijo que todo lo que pidiéramos al Padre en Su Nombre sería hecho:

Y todo lo que pidais en mi nombre, lo haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.
Juan 14:13-14

Pero que pasa cuando alguien utiliza el nombre de Jesús sin conocerlo? Tendrá el mismo poder para expulsar demonios, sanar enfermos, recibir alguna petición o hacer algún milagro?

13Pero también algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, trataron de invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os ordeno por Jesús, a quien Pablo predica.
14Y siete hijos de un tal Esceva, uno de los principales sacerdotes judíos, eran los que hacían esto.
15Pero el espíritu malo respondió, y les dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo, pero vosotros, ¿quiénes sois?
16Y el hombre en quien estaba el espíritu malo se lanzó sobre ellos, y los dominó y pudo más que ellos, de manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos.
Hechos 19:13-16

Siete hijos de un tal Esceva, sacerdote religioso, que al parecer debian conocer a Dios, a Jesús, y que triste que se expresaban de Jesús como “al que Pablo conoce…” Ellos no conocían a Jesús!! Siendo sacerdotes religiosos y se referían a Jesús como alguien a quien otro, Pablo, conocía. Al usar Su Nombre en vano, sin conocerlo, les fue como en feria, recibieron una paliza de otro mucho menor a Jesus, y terminaron heridos y desnudos. Busquemos conocer a Jesús cada dia, y que podamos decir, “En el nombre de Jesús, a quien yo conozco personalmente, tiene el Poder!!” para cualquier cosa que necesitemos. El es Dios! Lo conoces de una forma personal, o lo conoces solamente como los hijos del sacerdote Esceva, por medio de una religión?

Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Poder. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *