Me buscarán

.

.

He estado pensando en como, la mayoría de las personas, cuando tienen la necesidad de encontrase con Dios, tienden a ir a algún templo o iglesia, pensando que es ahí en donde pueden ir a pedirle o darle gracias por algo.

Por lo general, pasan un tiempo ahí rezando, pero sin realmente saber si Dios los ha escuchado. Al no sentir la presencia de Dios en ese lugar, algunos empiezan a dudar de su existencia; y otros, simplemente se alejan buscando en otras filosofías o doctrinas que sí puedan guiarlos a ese “Dios” que parece no ser fácil de encontrar, y terminan por crearse uno a su medida o simplemente, se vuelven ateos.
No es en un templo en donde necesariamente nos encontraremos con Dios.

Porque:

24 El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres, 25 ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas.
Hechos 17:24-25

Antes de continuar con el mensaje, es importante que sepamos, que Dios realmente desea que lo busquemos y que lo encontremos. Dios dice que si clamamos a Él, Él nos responderá.

Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.
Jeremías 29:13

3 ‘Clama a Mí, y Yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.’
Jeremías 33:3

Pero también, es importante saber que no lo podremos encontrar en cualquier lugar. Aunque Dios es omnipresente y está en todos lados, Él no se manifestará en lugares donde no es bienvenido, donde no es Él quien recibe la gloria, y menos se manifestará en lugares en donde buscan sacrificarlo una y otra vez.

18 Porque también Cristo (el Mesías) murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne pero vivificado en el espíritu.
1 Pedro 3:18

22 Por eso, Jesús ha venido a ser fiador (la garantía) de un mejor pacto.
23 Los sacerdotes anteriores eran más numerosos porque la muerte les impedía continuar, 24 pero Jesús conserva Su sacerdocio inmutable (intransferible) puesto que permanece para siempre. 25 Por lo cual El también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de El se acercan a Dios, puesto que vive perpetuamente para interceder por ellos.
26 Porque convenía que tuviéramos tal Sumo Sacerdote: santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores, y exaltado más allá de los cielos, 27 que no necesita, como aquellos sumos sacerdotes, ofrecer sacrificios diariamente, primero por sus propios pecados y después por los pecados del pueblo. Porque esto Jesús lo hizo una vez para siempre, cuando El mismo se ofreció.
28 Porque la Ley designa como sumos sacerdotes a hombres débiles, pero la palabra del juramento, que vino después de la Ley, designa al Hijo, hecho perfecto para siempre.

Hebreos 7:22-28

Cristo murió una sola vez para perdonar nuestros pecados, resucitó al tercer día, está vivo, y ahora está sentado a la derecha del Padre intercediendo por los suyos.

Si has estado buscando a Dios, y reconoces que ha sido en lugares o doctrinas equivocadas, y estás leyendo este mensaje, Dios quiere que sepas en que lugar está Él, y en dónde es, que se manifiesta su presencia, para que tu y cualquier persona que lo busca de todo corazón, lo pueda encontrar.
Esto no es ninguna experiencia mística o emocional; esto es una realidad, porque Dios cumple Su Palabra y hay miles de testimonios de personas que realmente se han encontrado con Dios de una manera personal.

¿Deseas de todo corazón encontrarte con Dios?
La Biblia dice claramente, en dónde es que Él se encuentra.

Primero: Debes creer en Su Palabra.

6 Jesús le dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por Mí. 7 Si ustedes Me hubieran conocido, también hubieran conocido a Mi Padre; desde ahora Lo conocen y Lo han visto.”
Juan 14:6-7

Aquí esta Dios:

20 Porque donde están dos o tres reunidos en Mi nombre, allí estoy Yo en medio de ellos.”
Mateo 18:23

Sin embargo, Tú eres santo,
Que habitas entre las alabanzas de tu Pueblo.
Salmos 22:3

15 Por tanto, ofrezcamos continuamente mediante El, sacrificio de alabanza a Dios, es decir, el fruto de labios que confiesan (alaban) Su nombre.
Hebreos 13:15

Y el más importante:

Porque así dice el Alto y Sublime
Que vive para siempre, cuyo nombre es Santo:
Yo habito en lo alto y santo,
Y también con el contrito y humilde de espíritu,
Para vivificar el espíritu de los humildes
Y para vivificar el corazón de los contritos.
Isaías 57:15

Y una vez que te Encuentras con El Señor; y lo invitas a tu vida reconociéndolo como tu único y suficiente Salvador y Señor; Él, por medio de su Espíritu Santo, vendrá hacer morada en tí, y si tu quieres, estará contigo para siempre.
Ese día empieza tu vida eterna.  Juan 17:3.

¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?
1 Corintios 3:16

Dios, en nombre de Jesús, se revele a tu vida con poder… búscalo en donde lo puedas encontrar. Él habita en donde dos, tres o más están reunidos en Su Nombre, también en donde se le alaba, glorifica y se le da toda la honra y la gloria, y se estudia Su Palabra sin adulterar; ahí se manifestará su presencia. Él te guiará.
Y cuando estés en su presencia, y te conceda el don de arrepentimiento, invítalo a ser El Señor de tu vida, y el Padre te enviará el Espíritu Santo, hará morada en tí, te convertirás en Su Templo y Él estará contigo siempre y te guiará a La Verdad. ¿Lo crees?

Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.
Jeremías 29:13

Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos a Aquél que es verdadero; y nosotros estamos en Aquél que es verdadero, en Su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna.
1 Juan 5:20

 

Esta entrada fue publicada en Engaño espiritual, Jesus dijo:, Mensajes, Promesas, Vida Espiritual, Vida eterna y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *