Matrimonios exitosos

Por Ana Maria GT
Enero 10, 2011

Hace unas semanas una amiga me envió un email que se titulaba “parejas exitosas” . Después de leerlo y de estar de acuerdo en algunos puntos y en otros no tanto; me puse a pensar en lo personal, cuales serían los cinco puntos principales que yo considero han sido los que han mantenido mi matrimonio exitoso.

Después de 23 años de casados con los altibajos de cualquier matrimonio, buscando aprender y fortalecernos de los problemas, (aunque haya habido momentos donde uno quiere tirar la toalla); pero tomando en cuenta el pacto que nos hicimos delante de Dios cuando nos casamos, de mantenernos unidos en amor hasta que la muerte nos separe, he llegado a lo siguientes puntos.

Principios para Matrimonios Exitosos.
1.- Fundamentar la relación en la Palabra de Dios (lo que El dice, y no lo que creemos).
2.- Reconocer que somos imperfectos y fallaremos; entonces perdón casi a diario :).
3.- Mucho contacto físico, cariñoso y sexual :).
4.- Mucha comunicación de todo tipo: superficial, emocional, humor, valores, sueños,
lo que nos agrada y disgusta, preocupa, molesta, satisface, etc.
5.- Hobbies o actividades que nos gusten en común, pasar mucho tiempo juntos.

1.- Fundamentar la relación en la Palabra de Dios.
Para mi el punto numero uno ha sido el primordial, Fundamentar en lo que Dios dice y no en lo que cada quien cree o quiere. Cuando reconocemos que somos imperfectos, que nuestro corazón es egoísta y engañoso y que tendemos a querer que las cosas se hagan a nuestra manera, seguro hay conflictos. Cuando podemos llegar a conocer el corazón de Dios y el plan que El tiene para el matrimonio, y decidimos obedecerlo, Dios manda bendiciones hasta que sobreabundan. No hay nada que nos produzca mas gozo y satisfacción en el matrimonio, que saber que nuestro cónyuge anda en el Camino del Señor. Dios considera sabio al hombre que edifica su vida, su casa, sobre la roca, obedeciendo la Palabra de Dios. Ver a nuestro cónyuge de rodillas, buscando el rostro de Dios para guiar a la familia , orar unidos en el mismo Espiritu ha sido para mi el principio #1. Es maravilloso conectar en lo fisico y en lo emocional; pero cuando estamos unidos por el mismo Espiritu Santo, orando al mismo Dios, al de la Biblia, conectados espiritualmente, adorándolo a El, siendo Jesucristo el tercer hilo del cordel que nos mantiene unidos en amor, tenemos la certeza de que un cordel de tres hilos no se rompe fácilmente. No hay duda que Dios cumplirá su Palabra: Lo que EL unió, nada ni nadie lo puede separar. Reconocemos que ahora no somos dos, sino una sola carne…. y cualquier bendición o maldición que le procuremos al otro, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. Estar unidos por la Palabra de Dios y Su Espiritu Santo es el Principio #1 de cualquier matrimonio que quiera tener éxito.
Para el caso de que solamente uno de los dos sea creyente, le será necesario seguir confiando en la promesa de Dios: que por su conducta casta y respetuosa su cónyuge será ganado para Cristo.

2.- Un matrimonio exitoso consta de dos excelentes perdonadores.
Como humanos imperfectos que somos, seguro nos fallarán y seguro fallaremos, podremos llegar inclusive a perder la confianza por algunas situaciones; y es indispensable que en un matrimonio la pareja ejercite el perdón. Hasta cuantas veces? Hasta 70 veces 7, diariamente. Vale la pena hacerlo, nuestro corazón se mantendrá limpio de resentimientos, que después se convierten en raices de amargura que contaminan a muchos. Ejercitemos el perdón, para todo y por todo. Dios nos recompensará y nos dará gracia, no seamos tan orgullosos que no podamos perdonar.

Jesus nos dijo: “Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón, y ENTONCES hallareis descanso para vuestras almas”. Al mantener la humildad, y no considerarnos mejor que el otro, nos ayudará a perdonar y mantenernos en paz.

3.- Mucho contacto fisico.
Creo que este punto no requiere mucha explicación. El estar sentados juntos, tomados de la mano, caminar con la mano sobre el hombro de tu esposa, o tomar el brazo de tu esposo, un beso en la boca de despedida y de bienvenida, un masajito en los hombros, una nalgadita; antes de levantarse pasar un ratito abrazados por la espalda, antes de dormir un piojito, masajito o cariñitos en el pecho, etc… además de la relación íntima tan necesaria para los dos, orando para que Dios nos iguale el líbido; seguro es un principio que ayudará al éxito de tu matrimonio. Nunca esperes a que el otro tome la iniciativa, cuando tu quieras y cuando no quieras, siempre toma tu la iniciativa del acercamiento. Cuando el otro tome la iniciativa para la relación íntima no te niegues, a menos que sea por alguna razón muy importante y por mutuo acuerdo, para que no des lugar al diablo. Manten el contacto físico con tu cónyuge diariamente.

4.- Mucha comunicación.
Hablar y escuchar a tu cónyuge es otro principio indispensable en tu matrimonio. No debemos de dejar de platicar; desde cosas superficiales, trabajo, familia, casa, ideas, experiencias, pensamientos… hasta cosas emocionales, necesidades, frustraciones, éxitos, planes, sueños, etc. Busca que tu cónyuge, después de Cristo, sea tu mejor amigo y consejero. No temas abrir tu corazón, quizá no siempre responderá de la manera que tu esperabas, pero con el tiempo y la práctica se llegarán a conocer mejor cada día. Que uno de tus mayores retos sea conocer el corazón de tu cónyuge. No te de pena decirle todo lo que te gusta de su forma de ser, dale palabras de admiración. Cuando estén enojados no usen la ley del hielo, sino todo lo contrario, aprovechen para compartir como se sienten por tal y cual situación. Nunca culpando al otro, sino mas bien expresando como se sienten. Otra vez, no seamos tan orgullosos que no podamos decirle a nuestro cónyuge como nos sentimos y lo que necesitamos. Si se les complica hablarlo todo en persona, una carta o un email es un buen comienzo.

5.- Pasar tiempo juntos.
El tiempo juntos en actividades que a los dos les gusten es muy importante para que el matrimonio se mantenga fresco, romántico y emocionante. Busquen pasar mucho tiempo juntos, entre mas tiempo pasen juntos mas desearán estar juntos disfrutando la compañía, haciendo cosas que les diviertan a los dos, o a uno de los dos mientras el otro lo acompaña. Quedarse platicando en una sobremesa, al ir en el carro a algún lugar, compartir un libro, una película, una idea o una experiencia, ir a caminar al parque o algún lugar abierto, salir a comer o a cenar a algún lugar rico, vacaciones, salida con los amigos o familia, algún deporte que practiquen los dos, o uno mientras el otro le va a echar porras; salir a buscar un arreglo para la casa a una tienda de decoración o a Home Depot, pasear en un centro comercial, ver un buen programa de televisión, asistir a una iglesia donde se exhalte el nombre de Dios (como La Vid :)) y alabarlo, etc. Entre mas tiempo pasen juntos mas querrán estarlo. Planeen el fin de semana para pasarlo juntos, ya sea solos, con amigos o familia organizando algo que les agrade a los dos.

Estoy segura que el procurar estos cinco principios hará que nuestros matrimonios se fortalezcan, sean exitosos y un buen ejemplo para nuestra familia y sociedad. El enemigo ha venido a matar, robar y destruir; no permitas que toque tu familia. Jesucristo ha venido para que tengamos vida, y la tengamos en abundancia. Que Dios y Su Palabra, sea ese tercer hilo del cordel que nos mantendrá unidos en amor hasta que la muerte nos separe. Bendiciones para tu matrimonio y familia.

 

Esta entrada fue publicada en Matrimonio, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Matrimonios exitosos

  1. Tere Zuñiga dijo:

    Muchas gracias me gusto mucho el articulo y muy practico justo para estos momentos donde satanas esta queriendo meterse en mi matrimonio pero DIOS esta conmigo y nadie contra él. es justo lo que estaba buscando seguire paso a paso porque amo a mi esposo!!!

  2. fernando garnica l dijo:

    Hola la felicito por dedicar un tiempo con sus escritos y ayudar a edificar matrimonios para mi la mejor forma que existe de evangelizar es obteniendo buenos resultados en la conformación de nuestros matrimonios y como consecuencia se reflejara en el primer ministerio que DIOS dispuso la familia y ayudar a otras parejas a conseguirlo gracias

    • Ani dijo:

      Así es… Edificando nuestra casa, vida y familia sobre la roca y no la arena, siendo personas sabias que buscamos ser hacedores y no solamente oidores de la Palabra de Dios. Jesus lo dijo así: “cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca…” y cuando vengan las tormentas a azotar la casa, no se derrumbará. Bendiciones.

  3. Lidia dijo:

    Me ha gustado mucho el escrito y lo comparti con mis amigas y mi hermana, es fundamental fomentar y extender las bases del matrimonio, nuestra vida, nuestra actualidad requieren de esta vision clara y sin dobleces, fuera de todo concepto comercial y de escaparates o poses. Asi deben vivirse los matrimonios, asi es vivir en armonia con nuestra pareja, todo se refleja. Gracias por tus consejos, Dios te de mas,bendiciones

  4. Alma lujan dijo:

    Wowwwww..ke bonitos puntos dijieron..y mas ahora ke en mi matrimonio estamos pasando momentos complicados..Dios les bendiga,,Bendiciones

  5. Milagros dijo:

    Muy bonito, todo bien compaginado…

  6. rosa martinez dijo:

    hola yo soy creyente y estoy luchando para ke mi esposo y dos hijos ke tenemos tambien me parecio muy interesante y bueno mil gracias por sus concejos Dios le bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *