Mas allá del cielo

Por Ana Maria GT
Oct. 11, 2010

Es triste ver la manera en que una película como la de “Mas allá del cielo” aparenta como inofensivo y además tierno el que un muchacho tenga conversaciones con su hermanito que ya murió. Cuando no conocemos a Dios, Su Palabra, es muy fácil que podamos ser engañados y llamemos bueno a lo malo y a lo malo, bueno.

Muchos jóvenes y adultos, son atraídos simplemente para ver al actor Zac Efron, un muchacho de aproximadamente 20 años, muy guapo y con carisma. La película muestra muchas escenas muy desagradables presentadas como algo muy bonito y sin consecuencias. Se presentan las cosas que estan mal, como si estuvieran bien, confundiendo no solamente a los jóvenes, sino también a los adultos.
El hermano mayor (Zac Efron), hace un pacto con su hermano menor para irlo a ver al cementerio todas las tardes, después de que su hermanito ya murió. Las intenciones del hermano mayor son buenas…. pero que dice Dios al respecto.

No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo por fuego, ni practicante de adivinaciones, ni hechicero……. ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación al Señor cualquiera que hace estas cosas…. (Deutoronomio 18:10-12)

Los dos jóvenes sufren un accidente automovilístico, pero Zac Efron sobrevive y su hermanito muere. Zac Efron muere también por unos segundos, pero el médico que lo atiende, levanta su mirada a San Judas, para darle las gracias porque pudo volver a la vida a Zac Efron. Es solamente Dios todopoderoso, y no San Judas, quién tiene en sus manos nuestras vidas. El médico que salvó a Zac, después tiene una reunión con él, para decirle que el no murió porque tiene todavía un propósito que cumplir. Después el médico muere, y su esposa le lleva a Zac una medalla, que cuando él la ve, le pregunta si es Jesús. A lo cual ella contesta, que no es Jesus, sino San Judas, el patrono de las causas o almas perdidas. Dándole mas importancia a San Judas que al mismo Jesus.

Vivo yo, dice el Señor…. he aquí todas las almas son mías; como el alma del padre, asi el alma del hijo es mia… (Ezequiel 18:3-4)

El supuesto propósito, en el cual San Judas iba a ayudar a Zac, era salvar a una muchacha muy atrevida, que se subió en su lancha arriesgándose en una tormenta para que Zac, su tarzán, fuera al rescate de ella. Antes de esto, hay una escena donde el la invita muy románticamente a su casa, en donde se encuentran solos (peligro), él le da un beso y empiezan a acariciarse, ella lo detiene… y al parecer es una buena decisión. Pero después ella lo llama para que el la busque en el bosque, donde después se encuentran, y aunque no se ve la escena, terminan acostados en el césped, el sin camisa, dando a entender que tuvieron relaciones. Nuestros jóvenes, deben saber que la relación sexual es hermosa, pero solamente dentro del marco del Matrimonio, así es como Dios lo estableció. Esta película muestra muy románticamente y bonita esa relación fuera del matrimonio.

Otro punto muy desagradable es que después del accidente, el muchacho se retira para vivir solo…. y podemos escuchar el teléfono sonando y la mamá de Zac dejando mensajes en la grabadora buscando hablar con él. El como si no escuchara, ni contesta el teléfono, ni le regresa la llamada. Dando a entender que su mamá no le interesa para nada, como si esta actitud mostrara a un muchacho muy independiente.

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres; porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien y tengas larga vida sobre la tierra. ( Efesios 6:1-3)

Asi podemos ver varias escenas, donde el mal comportamiento de Zac aparenta ser bonito, tierno y divertido; inclusive se ve muy gracioso como en varias ocasiones cachetea a su hermanito jugando; pero no creo que a nadie le guste ser cacheteado aunque sea en juego.

Es una lástima que este tipo de películas que se ven tan inofensivas y además bonitas esten llegando al subconsciente de nuestros hijos que aún no disciernen lo que esta bien y mal, y sean confundidos. Oremos para que el Espiritu Santo, quién nos guía a la Verdad de la Palabra de Dios, descienda, asi como en el Pentecostés sobre muchos de los que ahora estan en tinieblas para que puedan discernir lo que es y no es de Dios. Solamente Jesucristo, tiene el poder para llamarnos de las tinieblas a Su Luz Admirable. DTB.

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anuncieis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. (1 Pedro 2:9).

 

Esta entrada fue publicada en Engaño espiritual, Mensajes, Nueva Era, Películas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mas allá del cielo

  1. R. Reyes dijo:

    He visto la película y tus comentarios son bastante atinados. Gracias a Dios por personas como tú. Bendiciones

  2. Josep dijo:

    Ana Maria, excelente tu análisis. Por desgracia demasiadas películas y comportamientos en la sociedad incluido leyes “exuberantes” del propio Estado rompen con la armonía familiar… La única Ley que debe prevalecer entre los humanos es la que se nos dicto hace 2.000 años a través de la sagrada escritura, que de aplicarse y practicarla nos llevaría a la paz y armonía entre todos nuestros hermanos. Bendiciones
    Josep

  3. Jessica Goytia dijo:

    Interesante por de mas su analisis, no he podido ver aun la pelicula pero cada pespectiva es cambiante para algunas personas segun el modo que las quieran ver, por mi parte lo que es de Jehova no es impuro por tanto aquel q practica su propiadoctrina tristemente se pierde en el pecado y solo la misericordiiadel maestro hara que su voluntad se haga, QDLos B

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *