Los dos malhechores

Dos-malhechores¿Recuerdas el pasaje cuando iban a crucificar a Jesús, y estaban con él dos malhechores, uno a su derecha y el otro a la izquierda? ¿Qué fue exactamente lo que sucedió, para que Jesús le dijera a uno de ellos,

“en verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso.” Lucas 23:43 ?

Los dos malhechores eran igual de culpables, y los dos merecían la muerte de cruz, según se manejaba en aquellos tiempos.
Pero hay tres cosas que uno de los malhechores hizo, para poder entrar en el paraíso ese mismo día en el que iba a morir.

Vemos como uno de ellos, le lanzaba insultos y se burlaba de Jesús y le decía: “¿No eres tu el Cristo? ¡Sálvate a ti mismo y a nosotros!”

Pero el otro contestó, y reprendiéndole, dijo: “Ni siquiera temes tu a Dios a pesar de que estas bajo la misma condena? Y nosotros a la verdad, justamente, porque recibimos lo que merecemos por nuestros hechos; pero este nada malo ha hecho.” Lucas 23:37

Aquí podemos ver dos puntos muy importantes de este malhechor.
1.- Reconoció que él había hecho mal, que era pecador y merecía estar ahí, en la cruz; reconoció su condición, y sabía que merecía la muerte.
2.- Reconoció también que Jesús nada malo había hecho. El sabía que Jesús era santo y que no merecía pagar en la cruz.

¿Y cual es el tercer punto importante que el malhechor reconoció?

Y decía: Jesús, acuérdate de mi cuando vengas en tu reino.
Lucas 23:42

3.- Reconoció que Jesús no era de este mundo, sabía que Jesús era el Rey de otro reino, del celestial, y puso toda su confianza en EL, cuando le dijo: “Acuérdate de mi, cuando vengas en TU reino”.

Estos dos malhechores representan a cada uno de nosotros. Todos hemos pecado, trasgredido la ley de Dios, todos merecemos la muerte. Porque Dios nos ha dicho que: la paga de pecado es muerte (espiritual), pero la dádiva de Dios es vida eterna EN Cristo Jesús.
Entonces, podemos ser como el malhechor que no cree que Jesús tenga la capacidad de salvar, y burlarnos de El y en los que creen esto; o podemos ser como el malhechor que reconoce su pecado, reconoce que Jesús es santo y puede salvarnos, que El es de otro reino que no es de este mundo, y confiar en Él para que nos lleve al paraiso.

No hay más, todos somos como uno de los dos malhechores representados en este pasaje.  ¿Cuál de los dos malhechores te representa a ti? ¿sigues creyendo que no mereces la muerte porque no eres tan malo, o que Jesús es insuficiente para salvarte, o que Jesús no es el rey en el Reino de Dios? O, ¿eres el malhechor que reconoce su pecado, la necesidad de que alguien tome nuestro lugar en la cruz, y que hay otro reino llamado paraíso mucho mejor que lo que vivimos aquí en la tierra en donde sin duda, Jesús es el Rey?

¿Sabes que de esto dependerá en donde vamos a pasar nuestra eternidad?
Puede ser en el Paraiso, el reino de Dios en donde Jesús es el Rey; o en el otro lugar que menciona la Biblia. No hay lugares intermedios, la Biblia solamente habla del paraiso, en donde estaremos con Jesús cara a cara, alabándolo y recocijándonos en Él, como ahora estamos aprendiendo a hacerlo; o en el infierno, apartados de Dios por siempre, y en donde escucharemos eternamente el lloro y el crujir de dientes.

No es tan complicado comprender lo que Dios nos quiere decir en este pasaje, pero si nos rehusamos a creer, nos perderemos de todas las bendiciones y lo mejor que Dios tiene para nosotros en su Hijo Jesucristo, a quién envió para que tomara nuestro lugar en la cruz y pudiéramos heredar la vida eterna.
La vida eterna que comienza cuando conocemos al Unico Dios Verdadero, y a su Hijo Jesucristo como Salvador y Señor (Juan 17:3).

Podemos saber desde hoy, a donde iremos al morir: ¿reconocemos los mismos tres puntos que el malhechor que ahora esta en el paraiso? ¿O, somos como el malhechor que no se pudo arrepentir de su pecado ni reconocer quién era Jesús?

En este pasaje podemos ver con claridad los tres puntos que Jesus vió en el malhechor para que lo aceptara en el paraíso, el mismo día en que murió.
¿Cuantos rituales tuvo que hacer el malhechor para entrar en el paraíso? ¿Qué más necesitó hacer para poder entrar en el paraíso, ademas de reconocer que era pecador, arrepentirse, confesar a Jesus como Rey, y poner su confianza solo en Él? ¿Sigues creyendo que tienes que agregar algo mas al sacrificio de Jesus para que puedas entrar en el paraíso al morir?
Porque si aún lo piensas así, entonces Cristo murió en vano. Es por gracia que Dios quiere salvarte y darte una nueva vida en Él, creelo y después lo empezarás a entender.

8 Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe. 10Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.
Efesios 2:8-9

9 que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; 10porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación. 11Pues la Escritura dice: TODO EL QUE CREE EN EL NO SERA AVERGONZADO.
Romanos 10:9-11

Por Ana Maria GT
Marzo 8, 2011

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Los dos malhechores

  1. gloria dijo:

    asta al final renegaban :):):) en canvio auno le hiso una promesa !!! cierto?

    • Ani dijo:

      Así es Gloria, ellos se encontraron con Jesús hasta el final de sus días; la diferencia está en que solamente uno de ellos reconoció quién era Jesús, y que tenía el poder para recibirlo en Su Reino. Dios te bendiga!

  2. Hernan Marin dijo:

    Soy escurrinador de las Sagradas Escrituras. Amen

  3. ROBRRTO MONTERO dijo:

    Guaao. Que sabiduria Sierva de Dios: ANA MARIA. Felicidades me gusto mucho el tema de estos 2 malhechores. La Felicito y qur el Dios todo poderoso la lleve de gloria en Gloria

    • Ani dijo:

      Gracias Roberto, es un deleite meditar en la Palabra de Dios; este pasaje de los dos malhechores nos hace ver como una simple decisión de: no creer/confiar o si creer/confiar en Jesús, nos permitirá heredar la vida eterna, el paraíso. Gracias que Dios ya nos dio esa revelación. Dios, en nombre de Jesús lo bendiga, a usted y su familia.

  4. jessica goytia dijo:

    QUE BELLO ES DIOS, QUE PERDONA TODOS NUESTROS PECADOS CADA DIA Y NOS LIMPIA CON SU SANGRE, Y NOSOTROS QUE INGRATOS SOMOS A VECES QUE NO LE ADORAMOS Y NO LE SERVIMOS COMO SOLO EL Y SU HIJO SE MERECEN Y NO OLVIDANDO LA UNCION DEL ESPIRITU SANTO. HERMOSO SIMPLEMENTE HERMOSO, QUE DIOS TE SIGA BENDICIENDO HERMANA… AMEN.

  5. reinaldo vivanco lobos dijo:

    hmna. Ana veo que DIOS te bendice con esta gracia para exponer su palabra, y oro para que el te sigs prosperando en todo, bueno y comentar del texto presente, que muestra fidedignamente el llamado de Dios para todo ser humano, es algo tan sencillo, tan alcanzable como lo demuestra el texto, que hasta da un poco de temor al ver el hoy, como evangelizamos o tratamos de alcanzar las almas no nos damos cuenta que a veces le ponemos tanto obtaculos a la gente que muchos sienten el llamado pero se atemorizan ycreen que no podrian cumplir con una vida llena de requisitos que tendria que cumplir
    y la verdad que no es asi. El Señor nos llama a vivir vidas libres guiados con su palabra
    ydisfrutar las bendiciones que nos da la obediencia.
    muchas bendiciones. pr. Reinaldo v.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *