Lo creamos o no

Por Ana Maria GT
Junio 06, 2011

Hay algunas cosas importantes en esta vida y eternas que SON ciertas, independientemente que creamos o no. Todos sabemos que un día nuestro cuerpo físico va a morir, no sabemos cuando sucederá, pero así será. Dios quiere que sepamos lo que sucederá al final de nuestros días y nos lo dice claramente en Su Palabra, independientemente que lo creamos.

Sería bueno saberlo, por si acaso algún día, que no sea demasiado tarde, decidimos creerle. Dios cuando nos creo, nos dio el libre albedrío, es decir, la capacidad de elegir la forma en que queremos vivir la vida que el nos dió. Fue El quién nos creo, y no nosotros a nosotros mismos. Dios pone delante de nosotros dos caminos, uno que lleva a la muerte y el otro a la vida (vida espiritual y eterna) y nos recomienda elegir la vida; aún así nos permite que podamos decidirlo.

El libre albedrío nos permite que podamos creer lo que nosotros queramos independientemente que sea cierto. Por ejemplo, yo puedo creer que la tierra es plana y aferrarme a eso porque así es como la veo. Puedo creer que la pata de conejo da mucha suerte. Puedo creer que la lumbre no quema o que el infierno no existe, o que los mayas saben cuando se acabará el mundo. Podemos creer tantas cosas, y no porque las creamos quiere decir que son verdad.

Hay algo que si es La Verdad Absoluta y es La Palabra de Dios. Por SU Palabra fue creado el mundo, Dios dice como inició (en el Génesis), como terminará (en el Apocalipsis), lo que sucede en el inter, y como espera que vivamos mientras estamos en la tierra. Todo, todo viene en la Biblia, aunque decidamos creer que haya otros libros que nos puedan dar una mejor respuesta, o que lo podamos saber por intuición o buscando “dentro de nosotros mismos”. Si nos gusta leer mucho de todo tipo de libros o sacar nuestras propias conclusiones, pongamos todo a la Luz de la Biblia y no al reves.

Pero volvamos a lo que sucederá cuando nuestro cuerpo muera. Lo primero que debemos saber es que moriremos UNA SOLA VEZ, por lo que la reencarnación queda totalmente descartada.

27Y así como está decretado que los hombres mueran una sola vez, y después de esto, el juicio,
28así también Cristo, habiendo sido ofrecido una vez para llevar los pecados de muchos, aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvación de los que ansiosamente le esperan.
Hebreos 9:27-28

Después de la muerte, viene el juicio. Todos daremos cuenta de nuestra vida a nuestro creador. Hay dos juicios, el primero será para ver si estamos inscritos en el Libro de la Vida, ese muestra que hicimos con Jesucristo, la Palabra de Dios hecha carne. Es muy sencillo, si lo recibimos o lo rechazamos. Y de eso depende que estemos anotados en el libro de la vida (espiritual y eterna).

19Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas.
20Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas.
21Pero el que practica la verdad viene a la luz, para que sus acciones sean manifestadas que han sido hechas en Dios. Juan 3:19-21

La luz vino al mundo en la persona de Jesús, El ES la LUZ. Dios envió a Jesús, la Luz, para que no nos perdiéramos y ya no anduviéramos mas en tinieblas, pero la mayoría de la gente no recibe la luz para que sus malas acciones no sean expuestas. Y en vez de reconocer su maldad, (pecado, incredulidad, independencia de Dios, religiosidad o soberbia) pidiendo y recibiendo el perdón de Dios, prefieren ocultarlo y seguir en las tinieblas. El que no recibe a Jesus, el Evangelio, no esta inscrito en el libro de la vida.

Pablo explicó a los Filipenses que los que compartían el Evangelio, las buenas nuevas de Jesus, estan inscritos en el libro de la vida.

3En verdad, fiel compañero, también te ruego que ayudes a estas mujeres que han compartido mis luchas en la causa del evangelio, junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida. Filipenses 4:3

Dios le dió a Juan, su discípulo amado, la visión de cómo terminaría el mundo y como sería el juicio, y le dijo que escribiera…. el fin del mundo esta escrito en el Apocalipsis. Esta es la visión que Dios le dio a Juan:

11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de cuya presencia huyeron la tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos.
12Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono, y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, que es el libro de la vida, y los muertos fueron juzgados por lo que estaba escrito en los libros, según sus obras.
13Y el mar entregó los muertos que estaban en él, y la Muerte y el Hades entregaron a los muertos que estaban en ellos; y fueron juzgados, cada uno según sus obras.
14Y la Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda: el lago de fuego.
15Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.
Apocalipsis 20:11-15

Esta muy claro, Dios abra nuestro entendimiento para recibir esta Palabra. Hay varios libros, el principal es el libro de la vida, si no estamos inscritos en este libro, seremos arrojados al lago de fuego, al infierno, esta es la muerte segunda; la cual no aplica para los que estamos inscritos en el libro de la VIDA. Nos conviene creerlo. Todos necesitamos estar inscritos en este libro.

Y el segundo juicio lo obtendremos de los demás libros, en donde estan escritas las obras que hayamos hecho después de que creímos en Jesús. Esto es, todo lo que hayamos hecho con lo que Dios nos permitió administrar en la tierra. Que hicimos con los talentos y dones que nos dio, con nuestros familiares (padres, cónyuges e hijos), con el prójimo, y con los bienes materiales. Dios nos pedirá cuentas de todo lo que nos dio, o nos permitió administrar aqui en la tierra.

Estas ya inscrito en el Libro de la Vida del Cordero? Tienes ya el abogado que te defenderá en el día del juicio, tienes ya a alguien que haya pagado por ti? Será necesario que lo tengamos, para que podamos entrar al paraíso, a la ciudad celestial….

27 y jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira, sino sólo aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero. Apocalipsis 21:27

 

Esta entrada fue publicada en Fe, Mensajes, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *