Llegó la tormenta

.

.

Hoy amanecí meditando que tarde o temprano llegará la tormenta a nuestra casa, así como llegó a Los Cabos, buscará sacudirnos fuertemente y si nuestra casa no está construida sobre la roca, grande será la destrucción.

¿Sobre qué has fundado tu casa, tu familia, tu vida?  ¿Estás sobre un fundamento sólido?  ¿Sabes cuál es el único fundamento que mantendrá tu casa de pie cuando la tormenta y las situaciones difíciles lleguen?

Jesús lo explica así:

24 Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; 25 y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca.
26 Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; 27 y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción.

28 Cuando Jesús terminó estas palabras, las multitudes se admiraban de su enseñanza; 29 porque les enseñaba como uno que tiene autoridad, y no como sus escribas.
Mateo 7:24-29

Jesús nos advirtió que en este mundo tendremos aflicción, llegarán las tormentas, algunas de ellas sin previo aviso; y si nuestra vida no esta fundamentada en la obediencia a la Palabra de Dios, será fácil que nos derrumbemos.
Pero si hemos fundado sobre la roca, sobre la piedra angular que los mismos constructores han desechado, podemos tener la certeza de que no nos derrumbaremos. Asegúrate de edificar sobre el fundamento que Dios nos dejó.

10 Conforme a la gracia de Dios que me fue dada, yo, como sabio arquitecto, puse el fundamento, y otro edifica sobre él. Pero cada uno tenga cuidado cómo edifica encima.
11 Pues nadie puede poner otro fundamento que el que ya está puesto, el cual es Jesucristo.
1 Corintios 3:10-11

Porque si estamos bien fundamentados, cuando llegue la tormenta, estaremos seguros al poder confiar en Su Palabra:

8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos,
ni vuestros caminos mis caminos —declara el Señor.
9 Porque como los cielos son más altos que la tierra,
así mis caminos son más altos que vuestros caminos,
y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
Isaias 55:8-9

28 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito.
Romanos 8:28

2 Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.
Romanos 12:2

6 En lo cual os regocijáis grandemente, aunque ahora, por un poco de tiempo si es necesario, seáis afligidos con diversas pruebas, 7 para que la prueba de vuestra fe, más preciosa que el oro que perece, aunque probado por fuego, sea hallada que resulta en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo; 8 a quien sin haberle visto, le amáis, y a quien ahora no veis, pero creéis en El, y os regocijáis grandemente con gozo inefable y lleno de gloria, 9 obteniendo, como resultado de vuestra fe, la salvación de vuestras almas.
1 Pedro 1:6-9

Cuando nuestro fundamento es Cristo y Él es nuestro Pastor, podemos estar seguros que Dios tiene un plan perfecto, que su voluntad es buena y que podemos confiar en Él sin importar que tengamos que pasar por el valle de sombra de muerte.

Aunque pase por el valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo;
Salmo 23:4

Dios te bendiga a ti y tu familia y si no habías fundamentado tu casa sobre la Palabra de Dios, hoy es el día de poner ese fundamento, el único que te permitirá permanecer de pie, sin importar que tan grande sea la tormenta que llegue a tu casa.

24 Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; 25 y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca.
Mateo 7:24

 

Esta entrada fue publicada en Aflicciones, Confianza, Jesus dijo:, Mensajes, Promesas, Sabiduría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *