La lucha no es personal

.

.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
Efesios 6:12

No hay nada más reconfortante que saber que Dios no solamente escucha nuestras oraciones y peticiones, sino que nos responde, y además, si se lo pedimos, nos dirige a que podamos entender lo que sucede y así podamos actuar sabiamente.

Si hoy tienes alguna situación difícil con algún ser querido, ya sea de la familia o de amistad que se ha portado mal contigo, te ha ofendido y aún deshonrado, que ha tomado malas decisiones y ha decidido seguir un mal camino, es importante que comprendamos que la lucha no es personal.

La lucha que enfrentamos es contra principados y huestes espirituales de maldad…
Recordemos que tenemos un enemigo, que viene a robar, matar y destruir. Su principal objetivo es robarte la paz y el gozo de vivir, quiere matar tus sueños y tu relación con Dios, y finalmente quiere destruir tu vida y la de tu familia.

Es importante que comprendamos lo que nos dijo Jesús:

10 El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Juan 10:10

8 Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.
1 Pedro 5:8

Tenemos un adversario que quiere  destruirnos, pero es más importante saber que: como hijos de Dios, el Espíritu Santo que Él ha hecho morar en nosotros, es más poderoso que el que está en el mundo y Dios ya nos ha dado la victoria.
Nos ha declarado vencedores por medio de Su Hijo.
No importa que no veamos nada, recuerda que andamos por fe y no por vista.

4 Hijos míos, vosotros sois de Dios y los habéis vencido, porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo.
1 Juan 4:4

Además, recuerda que a los que hemos creído en Jesús, Él nos ha dado el poder para echar fuera demonios en su nombre:

15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. 16 El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado. 17 Y estas señales acompañarán a los que han creído: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán en nuevas lenguas; 18 tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien.
Marcos 16:15-18

Ora y ayuna por tu ser querido, y si no quiere escuchar, no te involucres en pleitos que no llegan a nada bueno; sí lo has de corregir, hazlo tiernamente y Dios hará lo demás.

23 Pero rechaza los razonamientos necios e ignorantes, sabiendo que producen altercados. 24 Y el siervo del Señor no debe ser rencilloso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido, 25 corrigiendo tiernamente a los que se oponen, por si acaso Dios les da el arrepentimiento que conduce al pleno conocimiento de la verdad, 26 y volviendo en sí, escapen del lazo del diablo, habiendo estado cautivos de él para hacer su voluntad.
2 Timoteo 2:23-26

Es Dios el único que les puede dar el don de arrepentimiento para que vuelvan en sí, y puedan escapar del lazo del diablo. Si tu familiar o amigo, abrió una puerta por la que no debió de haber entrado, hoy pudiera estar cautivo haciendo la voluntad del diablo.

La manera de escapar, es que Dios les de el don de arrepentimiento, por eso clama a Dios para que les conceda este don y puedan volver en sí, y sean conducidos a la verdad. El diablo es el gran engañador y ha sembrado una mentira en sus mentes y ahora están atados creyendo como verdad una mentira que los está destruyendo, a lo malo le están diciendo bueno, y a lo bueno le están diciendo malo. Solamente la Verdad los podrá libertar de esa atadura y engaño. Clama a Dios con todo tu corazón para que les revele la Verdad.

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
Juan 8:32

36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.
Juan 8:36

Y mientras tanto, fortalécete y confía en El Señor:

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
Filipenses 4:6-7

No te preocupes por nada, preséntale a Dios tu petición con un corazón agradecido, y Él te dará una paz que hará que tu mismo te soprendas.
Cuando estamos en Cristo, Dios guarda nuestro corazón de angustias, resentimientos y rencores; y también guarda nuestros pensamientos de preocupaciones.

Recuerda que Dios tiene un propósito para cada cosa que permite, Sus Pensamientos y Sus Caminos son mayores que los nuestros, Él sigue sentado en su trono, y todo va a estar bien.  No porque pensamos optimistamente, sino porque El Dios Todopoderoso, que creo los cielos y la tierra y a cada uno de nosotros, nos ha dado su promesa.

28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
Romanos 8:28

Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa.
Hechos 16:31

Dios te bendiga a ti y toda tu familia con paz, gozo, amor y salud!

 

Esta entrada fue publicada en Engaño espiritual, Esperanza, Mensajes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La lucha no es personal

  1. Frida dijo:

    Fe de erratas ( Arrebata)…

  2. Frida dijo:

    Siempre he sido muy sensible y nunca lo he manifestado realmente, pero el llanto me arrevata, me gana y siempre termino fortalecida por tus mensajes Any.
    Que nunca me falte el Senor en mi vida, pero que tampoco me falten tus mensajes, ojala y se quede en la compu. lo que leei hoy. La Lucha es verdad no es Personal…QDTB/HYS Any.

    • Ani dijo:

      Qué bueno Frida, que El Señor y Su Palabra sean siempre lo primero en tu vida. Jesús nos advirtió que en este mundo corrompido tendríamos aflicción, pero que podemos confiar en Él, porque Él ya venció, y en Él, somos más que vencedores.

      Dios te bendiga abundantemente, y gracias por tus comentarios que también me bendicen mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *