La fe del centurión

Por Ani Garza T
Mayo 23, 2011

Di la Palabra¿Cómo te sientes cuando sabes que Jesús sana a alguien, y esa persona que fue sanada por Dios, le empieza a dar la gloria a alguien o algo mas?

Me he topado varias veces con esta situación y me pongo muy inquieta. Cuando la persona recibe el milagro que estaba buscando de parte de Dios, siempre pienso que ese será el momento que conocerá a Dios de una forma personal. Que esa situación difícil por la que pasó o esta pasando, le permitirá conocer el poder de Dios al recibir el milagro. Muchas veces he tenido la oportunidad de interceder en oración por alguien en necesidad, y cuando Dios responde con una sanidad o un milagro, le doy las gracias por permitirme saber que Él obró. Pienso que así como Jesús permitió a sus discípulos ver tantos milagros, así nos permite a nosotros sus discípulos verlos ahora. Y me encanta Caminar con Jesús, porque además de estar con El, puedo ir viendo todo lo que Él hace. Aunque sé que andamos por fe y no por vista, es una delicia poder contemplar todo lo que Jesús va haciendo en mi vida y la de los demás.

Pero el mensaje que quiero compartir hoy, es lo que pasó cuando el centurión, un soldado romano, que ni siquiera era creyente o discípulo de Jesús, le pidió al Señor que sanara a su criado, y por su fé, Jesús lo sanó.

5Y cuando entró Jesús en Capernaúm se le acercó un centurión suplicándole,
6y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, sufriendo mucho.
7Y Jesús le dijo: Yo iré y lo sanaré.
8Pero el centurión respondió y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; mas solamente di la palabra y mi criado quedará sano.
…..
13Entonces Jesús dijo al centurión: Vete; así como has creído, te sea hecho. Y el criado fue sanado en esa misma hora. Mateo 8:5-13

El centurión conocía del Poder de Jesús, el sabía que no era necesario que Jesús estuviera físicamente presente con el hombre para sanarlo. El centurión sabía que UNA SOLA Palabra que Jesús dijera, sería suficiente para que su criado sanara. El soldado romano sabía del PODER de la Palabra de JESÚS. Una sola Palabra de Jesús diciendo: “Hombre, se sanó, levántate y anda”, a larga distancia, sería suficiente para que el criado sanara. Esa era la fe del centurión; ni siquiera era un seguidor de Jesús, tampoco era un religioso fariseo, era un soldado que estaba bajo la autoridad de Dios, y también tenía hombres bajo su autoridad. Comprendía lo que era estar en autoridad y bajo autoridad…  y reconocía la Autoridad de Jesús.

Lo que más me llama la atención es que el criado fue sanado en esa misma hora y ni siquiera supo como había sido sanado. Así es que no se levantó para darle las gracias y la gloria a Jesús,  el no pudo dar testimonio de quién es el Médico de médicos. En este pasaje lo único que sabemos es que por la fe del centurión, el siervo fue sanado por JESÚS. El soldado intercedió por su criado, y el SI supo que Jesús lo había sanado. El centurión pudo darle todo el honor y la gloria a EL, sin importar si el criado se había dado cuenta de que Jesús había sido quien lo sanó, y además: a larga distancia.

¿Has intercedido por alguien en oración, sabes que Jesús hizo el milagro, y cuando te gustaría que la persona reconozca a Jesús en su vida, te decepcionas al escuchar que la persona le da la gloria a algo o alguien más? El centurión supo que Jesús había hecho el milagro, y eso le bastó. No vemos al centurión afanado en  que su criado sepa que Jesús fue quien lo sanó. Que nos baste a nosotros saber que JESÚS es quien merece todo el honor y la gloria por todas las bendiciones que recibimos de Él. Si los demás no lo pueden reconocer, eso será entre Dios y ellos. Nosotros sigamos intercediendo en oración y veamos el Poder y la Palabra de Dios obrando en nuestras vidas y en las demás personas por las que el Señor nos da el privilegio de orar.

Sigamos intercediendo por los demás, porque nuestras oraciones no son en vano. Sabemos que al final, toda rodilla se doblará y confesará que Jesús ES el Salvador, Sanador y Señor.

Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.
Gálatas 6:9

 

Esta entrada fue publicada en Fe, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La fe del centurión

  1. Es admirable la fe del centurión, es semejante a la fe de los cuatro amigos que descendieron al paralítico por el techo o de la mujer sirio-fenicia que rogó a Jesús por la sanidad de su hija, no obstante, difícilmente estas personas sanadas no se iban a enterar Quién las había sanado, porque las personas que solicitaron el milagro para ellas por esa tremenda fe que tenían, creo firmemente que no callarían sobre el Autor del milagro, en esos lugares tenían la costumbre de transmitir las cosas buenas que sucedían, incluso hasta cuando Jesús les ordenaba que no lo publicaran, si con la prohibición lo hacían, ahora sin ella? creo que los que fueron sanados se enteraron y dieron gloria a Dios porque sus intercesores no podían callar lo que vieron y oyeron. Cierto que en nuestros días muchos callan lo que piden en favor de alguien y son muchos más los que no le dan gloria a Dios por la gracia recibida. Bendiciones para todos los que leen estas palabras y para todos los que no se enteran de las bondades del Creador.

    • Ani dijo:

      Así es Allan, y tristemente hay personas que aún sabiendo que es Jesús el que obra el milagro, siguen gritando cómo lo hicieron algunos judíos: “crucifícale, crucifícale”. Gracias a Dios, que sin merecerlo, Él se ha revelado a nuestras vidas, cómo Salvador, Señor y Sanador.

      Gracias por tu mensaje, Dios te bendiga.

  2. Alexander Castro dijo:

    Gracias por tu mensaje , si puden orar x mi madre

    • Ani dijo:

      Hola Alexander,

      Nos unimos en oración por tu mamá, Dios mejor que nadie conoce su necesidad. Que esta sea una oportunidad para que puedan conocer a Dios como el todopoderoso hacedor de milagros. Todo lo que Dios tienen para nosotros, nos lo ha dejado escrito en Su Palabra, la Biblia, y sus planes son de bendición para quienes venimos a Él por medio de Jesucristo. Dios bendiga a tu familia y les de mas hambre de conocerlo en una relación personal.

  3. angela dijo:

    yo estoy pasando por un momento muy diicil, estoy enferma y no se de que es al parecer es parkinson, lo peor es que solo tengo 28 a;os y tengo 3 nenas peque;as estoy muy ausutada, el proximo 3 de agosto tengo una cita mdica para ver que es, yo confio en mi dios y en mi se;or jesus para que me sanen, que esto que tengo no sea nada grabe, estoy muy asustada y quisiera que por favor oraran por mi para que pueda salir de esto yo se que dios me escucha porque se lo he pedido muchas beces en el nombre de jesus por favor se;or ayudame, por mis hijas perdona mis pecados y dame otra oportunidad para poder reacer mi vida, junto a mi familia en el nombre de nuestro se;or jesucristo saname.
    amen

    • Ani dijo:

      Hola Angela,

      El Señor escucha tu oración, el clamor de tu corazón. Y el te dice, que clames a El porque El responde. El sabe que tus hijas te necesitan…. Confía en que Dios tiene un propósito mayor para cada cosa que permite, y en Cristo somos mas que vencedores. El sigue teniendo el control de todas las cosas. Descansa en El que El hará. Y su nombre, Jesucristo, esta sobre todo nombre, llamese cualquier enfermedad o parkinson. Recuerda que el Señor no nos ha dado un espíritu de temor, sino uno de amor, poder y dominio propio. En el nombre de Jesus, vas a estar bien. Si Jesucristo es tu Salvador y Señor, puedes estar segura de dos cosas que el nos da por gracia, gratis, sin merecerlo: El perdón de nuestros pecados cuando nos hemos arrepentido, y la sanidad, porque por SUS llagas ya hemos sido curados. Recibe este regalo de parte de El hoy, Jesus quiere perdonarte tus pecados y sanar todas tus enfermedades. No te asustes, solo confía que El tiene un propósito y todo saldrá bien, porque su voluntad para sus hijos, (Los que por fe creemos en el Señor Jesus), es siempre buena, agradable y perfecta. Espera y descansa en el Señor, los médicos podrán dar un diagnóstico, pero nuestro Medico da el diagnóstico de sanidad. Recuerda que andamos por fe y no por vista. Me uno a tu oración….

      “Señor Jesus, tu que eres todopoderoso y nos amas incondicionalmente, hoy queremos poner delante de ti a Angela, para que tu cumplas el propósito por el cual estas permitiendo esta situación. Ella tiene tres hijas pequeñas que la necesitan, y ella desea rehacer su vida con su familia. Tu eres especialista en restaurar familias y hacer sanidades; te pedimos Padre, en el nombre de Jesus, que hagas un milagro en la vida de Ángela, y que ella sepa que has dado sobre su vida el diagnóstico de sanidad. Que ella sepa que tu eres Dios todopoderoso, que la amas y que quieres lo mejor para su vida. Bendicela, restaurala y que ella también pueda ser de bendición a otras mujeres que pudieran pasar por lo mismo. Permite que ella te lleve sus cargas, y dale la certeza que tu tienes todo en tus manos y que en TI todo saldrá bien. En el nombre de Jesus te damos muchas gracias porque sabemos que nuestras oraciones no son en vano. Reconforta a Angela en estos momentos, tu Espiritu Santo es el Consolador y ella te necesita, manifiestate hoy en su vida de una manera poderosa para que ella pueda confiar plenamente en TI. Ponemos a los médicos en tus manos, pero en quien tenemos puesta nuestra confianza es en TI Señor Jesus, te bendecimos, te alabamos y te amamos…. en ti confiamos y esperamos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>