La Biblia es la Palabra de Dios

.

.

La Biblia no es, como algunos piensan, un libro pasado de moda o escrito para manipular a los ignorantes.

La Biblia es un libro escrito por inspiración divina, es la Palabra de Dios, independientemente de lo que algunos crean. No es propiedad exclusiva de ninguna denominación religiosa, ni tampoco es de uso privado.

La Biblia no es solamente un Best Seller, es el Testamento que Dios ha dejado para quienes deseamos recibir su herencia. También es para que podemos conocer como es Dios: como piensa, como actúa y lo que le agrada y lo que le desagrada.

Este maravilloso libro fue escrito por mas de 40 hombres de diferentes culturas y absolutamente todo lo que está ahí escrito concuerda; no hay contradicciones y todo apunta a que Dios, el creador de todas las cosas, se haría hombre para relacionarse con nosotros.

Dios no nos creo por mera casualidad, Él nos creo únicos y con personalidades específicas para cumplir un propósito. Dios no se ha olvidado de nosotros, ni nos ha dejado solos. Él nos ha dejado el Manual que nos explica quienes somos, de dónde venimos, el propósito por el cual estamos aquí y hacia donde vamos. Ahí están las respuestas a todas esas preguntas “existenciales” que en alguna etapa de la vida, nos hacemos.
Me llama la atención, como Dios se ha asegurado, de que en tu casa tengas una Biblia qué Él te ha hecho llegar de alguna manera. Él quiere prepararnos para el propósito que quiere cumplir en cada uno de nosotros.

16 Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.
2 Timoteo 3:16-17

Es una mentira del enemigo, el hacernos creer, que la Biblia no es la Palabra de Dios y que no es cierto que Dios dijo TODO lo que ahí está escrito.
Desde el libro de Génesis, podemos leer como el diablo, disfrazado de serpiente, hizo que Eva dudara de lo que Dios le había dicho.
Dios les dijo que podían comer de todos los árboles que había en el Edén, excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal; es decir, de que por ellos mismos decidieran lo que esta bien y está mal, sin tomar en cuenta lo que Dios ha dicho.

¿Qué hizo la serpiente, para provocar a que Eva desobedeciera al Señor?

Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: “No comeréis de ningún árbol del huerto”? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho Dios: “No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis.” Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría,
Genesis 3:1-6

Asi es, el diablo, hizo que Eva dudara de la Palabra que Dios le había dado, e inclusive le dijo que no moriría.  Hoy hay cientos de doctrinas que quieren hacernos dudar de la Palabra de Dios, ofrecen “abrirnos los ojos” para que nosotros decidamos lo que esta bien y esta mal, sin tomar a Dios en cuenta, con la motivación de que alcancemos la sabiduría. Una sabiduría humana, que nada tiene que ver con la sabiduría que Dios ha dejado en Su Palabra.

No creas estas filosofías que pretenden apartarte de la Palabra de Dios, de la Biblia.
Eva decidió creer el engaño de la serpiente, y desobedeció al no creer en la Palabra que Dios le había dado, y ya sabemos la historia…, sí murió espiritualmente y perdió su relación con Dios.
Ahora, gracias a Jesucristo, a la Palabra hecha carne, podemos relacionarnos con Dios de una manera personal; y en la Biblia, Dios nos dice como lograrlo.

No quiero hacer este mensaje largo, el único propósito de este mensaje, es que sepas que la Biblia ES la Palabra de Dios y es en donde lo puedes conocer; y ahí Dios te ha dejado las respuestas a todas tus preguntas “existenciales”, y además te ha dejado Promesas de mucho valor que puedes hacer tuyas si las crees, para así tener la vida en abundancia que Jesús ha venido a darte, y puedas cumplir con el maravilloso propósito que Dios tiene para tu vida. Dios te bendiga!

Amado, ruego que seas prosperado en todo así como prospera tu alma, y que tengas buena salud.
3 Juan 1:2

Por: Ani Garza T
Sept. 30, 2014

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *