Estudio Gálatas Uno

Estudio Carta a los Gálatas 1
Por Ana Ma GT

Base Bíblica: Gálatas 1:8-10
8 Pero si aun nosotros, o una ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema.
9 Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguno os anuncia un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema.
10 Porque, busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Verso para meditar:
1:10 Porque, busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Introducción
La epístola o carta del Apóstol San Pablo a los Gálatas, inicia dirigiéndose a la Iglesia de Cristo en Galacia, reconociéndose apóstol de Cristo no designado por hombres, sino por Jesucristo y Dios el Padre. Pablo inicia con un saludo de “Gracia a vosotros y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo…” Esta es la forma en que Pablo se dirige a la Iglesia, dando siempre una bendición.

Pablo dirigiéndose a la Iglesia, les hace saber como se maravilla o se sorprende, de cómo tan pronto la Iglesia había abandonado a Cristo, quién los había llamado por su gracia, habían sido justificados por la fe en Cristo; para ahora seguir otra filosofía diferente al evangelio que ellos ya habían recibido. Estaba preocupado como estos judíos y nuevos creyentes estaban siendo fácilmente perturbados por falsos maestros y apartándose de la Verdad de la Palabra de Dios.

Les advierte y lo repite dos veces, que no importa quien sea, aún un ángel del cielo que anuncie un Evangelio diferente al que se ha anunciado sea anatema. Porque aún satanás se disfraza como ángel de luz. El Evangelio de Jesucristo trae Salvación a nuestra vida. Jesucristo es quién dió su vida y derramo su sangre para que heredemos la vida eterna, por su gracia e infinita misericordia. El es el único que murió por nosotros, aún siendo pecadores, para limpiarnos de toda maldad. Solamente Él es el mediador entre Dios y los hombres. El es el Salvador, El Señor y El Rey. Si un ángel del cielo, viene anunciando otro evangelio, queriendo ocupar el lugar que solamente le pertenece a Nuestro Señor Jesucristo, sea anatema. Todo el honor, la honra y la gloria debe ser para nuestro Salvador y Señor Jesucristo; quien vive y reina por los siglos de los siglos.

Como es nuestra vida después de que el Evangelio se nos ha sido revelado? Seguimos buscando las cosas del mundo para agradar a los hombres, o estamos buscando las cosas de Dios para agradarlo a El? Según la respuesta que demos, sabremos si somos o no siervos de Cristo.

Entendiendo la Palabra de Dios
Puede ser que aún siendo de la Iglesia de Cristo sigamos otro Evangelio?
Gal. 1:6; 2 Cor. 11:4

Cual es El Evangelio o Buenas Nuevas?
Isaías 61:1-3; Lucas 4:18-19; Romanos 6:23; Efesios 2:8-9

Existe realmente otro Evangelio?
Gal. 1:7

De que maneras podemos ser apartados del Evangelio de Cristo?
Col. 2:8; Gálatas 1:14; Mateo 7:15-18

Como es anunciado el Evangelio?
Gal. 1:12; Mateo 16:17; Mateo 11:27

Una vez que nos ha sido revelado el Evangelio, que debemos hacer?
Gal. 1:15-16; 2 Timoteo 4:1-2

Aplicando esta Palabra a tu vida
Cual es el Evangelio en el que tu crees?
Marcos 1:1-8; Mateo 4:23-24

Te ha sido revelado ya el Evangelio de Cristo?
Hechos 8:35-37

Puedes discernir entre el Evangelio de Cristo y las vanas filosofías?
2 Timoteo 4:2-4

Buscas agradar a Dios o a los hombres?
Gal. 1:10; Efesios 6:5-8; 1 Cor. 10:32-33

Anuncias a otros las Buenas Nuevas en Cristo?
Marcos 16:15-16; 2 Cor. 5:17

Conclusión
El Evangelio de Cristo es el que nos ha sido dado en Su Palabra, La Biblia. Cualquier otra filosofía diferente o contraria, a lo que Dios nos ha dejado ya en Su Palabra, no proviene de Dios, sino del mismo enemigo, el engañador. Seguimos buscando las cosas del mundo para agradar a los hombres, o estamos buscando las cosas de Dios para agradar a Dios? Y si buscas agradar a los hombres, con que fin lo haces? De esto depende si somos o no verdaderamente siervos de Cristo.

 

Esta entrada fue publicada en Estudios Varios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *