Espíritu de adivinación

Por Ani Garza T
Mayo 28, 2013

Espíritu de Adivinación¿Sabes cuál es la diferencia entre el espíritu de adivinación y el don de profecía?

Algunas personas no pueden discernir la diferencia entre alguien que les “adivina” parte de su vida y alguien que les da una profecía.  La diferencia principal es que el espíritu de adivinación no viene de parte de Dios; y la profecía es un don del Espíritu Santo, es hablar La Palabra de Dios.

Hoy vamos a ver el caso de lo que sucedió con Saúl, el primer rey de Israel y lo que Dios dice a quienes practican la adivinación o insisten en tener contacto con adivinos, mediums o espiritistas.

Saúl fue ungido rey de Israel de parte de Dios a través del profeta y último juez de Israel, Samuel.  Recordemos que en el Antiguo Testamento el pueblo de Dios insistía en tener un rey terrenal, así como lo tenían las demás naciones paganas. Rechazaban a Dios, no consideraban que Él era Su Rey, quien los libraba de todas sus batallas y angustias.  Ellos insistían en tener un rey de carne y hueso. Después de tanta insistencia y necedad, Samuel (el profeta) recibe de parte de Dios el mensaje de que había escuchado al Pueblo y por la insistencia, les daría un rey, a Saúl (con sus respectivas consecuencias de tener un hombre por rey).

17 Cuando Samuel vio a Saúl, el SEÑOR le dijo: He aquí el hombre de quien te hablé. Este gobernará a mi pueblo.
1 Samuel 9:17

Dios se agradaba de Saúl, hasta el momento que Saúl decidió desobedecerlo en la batalla contra los amalecitas.

16 Dijo entonces Samuel a Saúl: Espera, déjame declararte lo que el SEÑOR me dijo anoche. Y él le dijo: Habla.

17 Y Samuel dijo: ¿No es verdad que aunque eras pequeño a tus propios ojos, fuiste nombrado jefe de las tribus de Israel y el SEÑOR te ungió rey sobre Israel?
1 Samuel 15:16-17

Samuel le recuerda a Saúl como Dios fue quién lo ungió rey y lo envió a una misión con instrucciones específicas:

18 Y el SEÑOR te envió en una misión, y dijo: “Ve, y destruye por completo a los pecadores, los amalecitas, y lucha contra ellos hasta que sean exterminados.”

19 ¿Por qué, pues, no obedeciste la voz del SEÑOR, sino que te lanzaste sobre el botín e hiciste lo malo ante los ojos del SEÑOR?

Pero Saúl, en vez de reconocer su desobediencia, se justificó.

20 Entonces Saúl dijo a Samuel: Yo obedecí la voz del SEÑOR, y fui en la misión a la cual el SEÑOR me envió, y he traído a Agag, rey de Amalec, y he destruido por completo a los amalecitas.
21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y bueyes, lo mejor de las cosas dedicadas al anatema, para ofrecer sacrificio al SEÑOR tu Dios en Gilgal.

Aaaja….

22 Y Samuel dijo:
¿Se complace el SEÑOR tanto
en holocaustos y sacrificios
como en la obediencia a la voz del SEÑOR?
He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio,
y el prestar atención, que la grosura de los carneros.

23 Porque la rebelión es como pecado de adivinación,
y la desobediencia, como iniquidad e idolatría.
Por cuanto has desechado la palabra del SEÑOR,
El también te ha desechado para que no seas rey.
1 Samuel 15:22-23

Samuel le advirtió a Saúl que la rebelión es como pecado de adivinación y la desobediencia como iniquidad e idolatría.  Dios detesta de igual manera la rebelión, la adivinación, la desobediencia, la iniquidad y la idolatría.

Debido a la desobediencia, El Señor rechaza a Saúl, y entonces David es ungido rey.

Tiempo después, Samuel muere y Saúl no puede tener más comunicación con el, quién le hablaba de parte de Dios…
Pero vayamos al punto en dónde Saúl decide consultar a la adivina y lo que sucede.

Samuel había muerto, y todo Israel lo había llorado, y lo habían sepultado en Ramá su ciudad. Y Saúl había echado de la tierra a los médium y espiritistas.
Y se reunieron los filisteos y fueron y acamparon en Sunem; y Saúl reunió a todo Israel y acamparon en Gilboa.
Al ver Saúl el campamento de los filisteos, tuvo miedo y su corazón se turbó en gran manera.
Y Saúl consultó al SEÑOR, pero el SEÑOR no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.
Entonces Saúl dijo a sus siervos: Buscadme una mujer que sea médium para ir a consultarla. Y sus siervos le dijeron: He aquí, hay una mujer en Endor que es médium.
1 Samuel 28:3-7

Saúl sabía perfectamente bien que Dios prohibía la consulta a los médiums o espiritistas:

31 “No os volváis a los médium ni a los espiritistas, ni los busquéis para ser contaminados por ellos. Yo soy el SEÑOR vuestro Dios.”
Levítico 19:31

Pero Saúl, insiste en desobedecer.  ¿Por qué?  Desobedeció una vez, y se le hizo fácil seguir desobedeciendo o ¿qué? Quizá le faltaba tener temor a Dios.  Dejo de buscarlo para hacer lo que le daba la gana.

Cuando Saúl va a consultar a una mujer que tenía espíritu de adivinación, a la adivina de Endor, le pide que traiga de entre los muertos a Samuel. Antes de que ella si quiera lo invoque,  la Biblia dice que aparece Samuel.  (Algunos dicen que era un espíritu engañadoro (demonio) y otros, que Dios en su soberanía pudo haber traído a Samuel para que le hablara a  Saúl).  Independientemente que haya sido o no Samuel, Dios prohíbe rotundamente la consulta de los mediums o a los muertos, y Saúl lo sabía.

10 No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o sea agorero, o hechicero,11 o encantador, o médium, o espiritista, ni quien consulte a los muertos.
12 Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al SEÑOR;
Deuteronomio 18:10-12

Estando con la adivina, Saúl recibe un mensaje que le trae más pesar a su vida, haciéndole saber la forma en que él y sus hijos morirían …  y finalmente:

Los filisteos persiguieron muy de cerca a Saúl y a sus hijos, y mataron a Jonatán, a Abinadab y a Malquisúa, hijos de Saúl.
Y arreció la batalla contra Saúl, los arqueros lo alcanzaron y fue herido por ellos.
Entonces Saúl dijo a su escudero: Saca tu espada y traspásame con ella, no sea que vengan estos incircuncisos y hagan burla de mí. Pero su escudero no quiso, porque tenía mucho miedo. Por lo cual Saúl tomó su espada y se echó sobre ella.
1 Crónicas 10:2-4

Saúl, siendo un hombre de Dios y rey de Israel terminó suicidándose, que triste historia, pero de la que podemos aprender mucho.

Al principio, Saúl había obedecido a Dios, inclusive en la erradicación de la brujería en Israel, pero luego decidió desobedecer, apartándose de Dios y éste lo desechó. Cómo Dios no le respondía más, Saúl decidió ir a dónde no debía, hasta llegar con una adivina.  La Biblia dice, que este pecado fue la causa de su muerte.

13 Así murió Saúl por la transgresión que cometió contra el SEÑOR por no haber guardado la palabra del SEÑOR, y también porque consultó y pidió consejo a una médium,14 y no consultó al SEÑOR. Por tanto, El le quitó la vida y transfirió el reino a David, hijo de Isaí.
1 Crónicas 10:13-14

¿Te sientes desesperado y tienes miedo de no saber lo que viene a tu vida, y sigues tentado en buscar quién te hable de tu futuro?  ¿Por ahora no ves claro y te gustaría recibir una palabra de esperanza, pero que sea segura? No busques en otros lados, busca a Dios, ve a Su Palabra y Él es quién hará resplandecer tu vida.

19 Y así tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en prestar atención como a una lámpara que brilla en el lugar oscuro, hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en vuestros corazones.
2 Pedro 2:19

Dios te dará el don de arrepentimiento, te perdonará y restaurará la relación contigo a través de su Hijo Jesucristo, buscando bendecirte.

 

 

Esta entrada fue publicada en Engaño espiritual, Mensajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Espíritu de adivinación

  1. alejandro segura dijo:

    esta bien este mensaje y esta historia pero déjame decirte que el espíritu que salio al encuentro de saul era un demonio ya que Dios se había apartado definitivamente de saul ,este espíritu engañador haciéndose pasar por Samuel le dijo a saul que moriría y que estaría pronto con el ,.entonces estaría saul en el reino de Dios con Samuel ? definitivamente ningún pecador heredara el reino lo dice su palabra y saul había desobedecido y nunca se arrepintió sino que siguiendo su mal empeoro consultando adivinas .,el demonio le dijo la verdad estaría con el en el infierno

    • Ani dijo:

      Así es Alejandro, con esta historia, Dios nos muestra que el que consultemos adivinos, en vez de consutarlo Él, no solamente es abominación, sino que moriremos espiritual y eternamente si no nos arrepentimos.
      Gracias por tu aportación, Dios te bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>