EL SECRETO PARA VIVIR LA “BUENA VIDA”

EL SECRETO PARA VIVIR LA “BUENA VIDA”
Por: Rick Warren
Agosto 30,2010

Hace pocos años, la comunidad de Mission Viejo, California, EE.UU. puso en marcha una campaña publicitaria para atraer nuevos compradores de vivienda. La campaña usó frases como, “Mission Viejo: La promesa de California” y “El lugar para vivir la buena vida.” Creo que cada cultura se refiere de una forma u otra a “la buena vida”. Por ejemplo en italiano, es “la dolce vita” – literalmente, “la dulce vida.” ¿No todos queremos la buena vida?

A pesar de que se ha convertido en una frase frecuentemente usada, me pregunto cuántas personas han ido tomadose la molestia de tratar de definir lo que en realidad es “la buena vida” – o lo que debería ser.

Verse bien. Algunas personas confunden “la buena vida” con “verse bien.” Están preocupadas por las apariencias – como si eso fuese lo que realmente importa en la vida. La cultura estadounidense, por ejemplo, idolatra la belleza y valora mucho el ser atractivo. Los publicistas capitalizan esto. Con la promesa de “verse bien” hace que hombres y mujeres gasten miles de millones en productos de belleza, salones de bronceado, cirugía plástica, liposucción, la coordinación de colores personalizados, y la última moda en ropa.

Sentirse bien. Para otros, “la buena vida” significa lo mismo que “sentirse bien.” Su objetivo es minimizar el dolor y maximizar el placer – y se utilizarán todos los medios que crean necesarios para lograr este objetivo: jacuzzis, parques de entretenimiento, adicción a las drogas, experiencias de realidad virtual, viajes por el mundo, películas o conciertos. El suministro de placer y entretenimiento se ha convertido en la mayor industria en algunos países. El lema de la década de 1960, “Si se siente bien, hazlo”, se ha convertido en una filosofía personal para muchas personas.

Tras lo material. Luego, hay otros que se asocian “la buena vida” con “tener cosas.” Su principal ambición en la vida es tener todos los productos y regalos – por lo menos tantos como sean posibles. Ganan tanto dinero como pueden y lo gastan tan rápido como pueden. Algunos francamente identifican sus valores con calcomanías que dicen: “El que muera con más juguetes gana”. Otros no son tan descarados, pero todavía creen que la “buena vida” es algo que puede ser adquirido, como una mercancía.

La verdad es: que ninguna de estas cosas satisface en última instancia.

• No importa lo que hagas, no se puede detener el proceso de envejecimiento.

• El placer es un subproducto de la buena vida y no debe verse como el objetivo de la misma.

• Las mejores cosas en la vida no son cosas ¡definitivamente!

Entonces, ¿qué es realmente la buena vida? Es la realización personal y la alegría que vienen de ser bueno y hacer el bien. Es el resultado de descubrir y ser exactamente lo que Dios nos creó para ser. Ninguna otra cosa puede llenar ese vacío en tu alma. La Biblia nos dice: “Ustedes son hechura suya, creados… para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que las hagamos” (Efesios 2:10). Cuando utiliza su vida para ayudar a los demás – haciendo el bien – y conociendo y confiando en Dios, se sentirá bien consigo mismo. Esa es la buena vida. No deje que nadie lo engañe pensando que es de otra manera.

En el Nuevo Testamento de la Biblia, Jesús dijo que Él vino para darnos vida, haciendo posible que podamos experimentar la vida en abundancia – en su plenitud (Juan 10:10). La Biblia también declara que podemos tener esta vida abundante en este momento, en la medida en que le confiamos a Dios todos los detalles de nuestra vida (2 Corintios 3:17).

Preguntas para Reflexión / Discusión
1. Si alguien le preguntara acerca de “la buena vida”, ¿cómo la definiría?
2. De acuerdo con su definición de buena vida, ¿cree que la estamos experimentando en este momento? ¿Por qué si o por qué no?
3. ¿Qué piensa de la afirmación de que lucir bien, sentirse bien, y “tener todo” – el deseo de poseer – no son más que subproductos de la “buena vida” y no debe ser el foco principal de nuestras vidas?
4. ¿Está de acuerdo con la opinión del Dr. Warren que tener una relación personal con Dios nos permite, en última instancia, estar y hacer el bien, por lo que es posible para nosotros para convertirnos en todo lo que Él nos ha destinado a ser? Explique su respuesta.

NOTA: Si usted tiene una Biblia, considere estos otros pasajes que se refieren a este tema:

Eclesiastés 3:12-13, Mateo 6:19-21, 25:21-23, Lucas 16:10-12; Hechos 20:35; 1 Timoteo 6:17

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *