El lago de fuego

.

.

Hoy muchos creen de que el cielo y el infierno se viven solamente aquí en la tierra, (yo también así lo creí, antes de conocer a Cristo), y que depende según como cada quién decida vivir su vida diaria, si estará viviendo en “el cielo” o en “el infierno”; y que cuando mueran, eso pasará y habrá quedado atrás…

Pero eso no es lo que la Biblia enseña. Dios nos ha dejado escrito que sí hay dos lugares a los cuales iremos después de que nuestro cuerpo muera: al cielo, para estar en Su Presencia por siempre; o al Lago de Fuego o el infierno, donde será el lloro y crujir de dientes.

Dios habla de dos lugares después de la muerte…   y no solamente, del lugar temporal aquí en la tierra, en donde viviremos unos cuantos años.

Para los que hemos recibido y creemos en Jesús, sabemos que en la casa de Nuestro Padre, hay muchas moradas y que Jesús está preparando un lugar para nosotros, en dónde ya no habrá mas llanto ni dolor.

Pero hay muchas personas que no llegarán a la casa del Padre cuando mueran, sino al Lago de Fuego.  Aunque este mensaje es fuerte y a muchos no les agradará… Dios desea que sepamos la Verdad y que dejemos de ser engañados por falsas filosofías y doctrinas que terminarán por alejarnos del Dios Verdadero y nos destruirán.
No seamos incrédulos a la Palabra de Dios.

Dios, por medio del Apóstol Juan, quién escribió el Apocalipsis, inspirado por el Espíritu Santo, nos hace saber exactamente quienes no irán al cielo, y más bien, arderán en el Lago de Fuego, después de que su cuerpo muera.

¿Sabes Quién está sentado en el trono?  Dios.

5 Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas. 6 También me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tiene sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7 El vencedor heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.
8 Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
Apocalipsis 21:5-8

Pero sabes, Dios nos ama tanto, que nos quiere dar la salida; porque El no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedamos al arrepentimiento y recibamos Su Perdón y Plan de Salvación.

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Juan 3:16

23 Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Romanos 6:23

9 El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.
2 Pedro 3:9

Dios se revele a tu vida con poder, y si andabas apartado de Su Camino, puedas hoy volver en ti, para buscar a Cristo y recibir la vida en abundancia y eterna que tiene para ti.

Si alguien te ha estado compartiendo de Jesucristo…  arrepiéntete de tus pecados, habla con esa persona y dile que estás listo para recibir a Cristo y darle las gracias por haber pagado tu pecado en la Cruz del Calvario; Dios, en nombre de Jesús, los guiará; porque donde dos o tres están reunidos en Su Nombre, Él se hace presente.
Dios te bendiga!

17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.
2 Corintios 5:17

8 Mas, ¿qué dice? Cerca de ti esta la palabra, en tu boca y en tu corazón, es decir, la palabra de fe que predicamos:
9 que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo;
10 porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación.

Romanos 10:8-10

Jesús es Mi Señor.

 

Esta entrada fue publicada en Aflicciones, Engaño espiritual, Mensajes, Vida eterna y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *