El caballo negro

.

.

Ayer una amiga compartió una imagen de un caballo con el siguiente proverbio bíblico:

31 Se prepara al caballo para el día de la batalla,
pero la victoria es del Señor.
Proverbio 21:31

En la noche, después de un día muy pesado por estar de representante de casilla, pero contenta porque ganó el Bronco, estuve meditando mucho en ese pasaje, esperando que Dios me confirmara que había sido Él, Quién había levantado al Bronco.
Y en la mañana, amanecí pensando en ese pasaje, pero con un caballo negro en vez del blanco que aparecía en la imagen que mi amiga nos compartió.

Me llamó la atención que el caballo hubiera sido negro, porque creo que la imagen se hubiera visto mejor con un caballo café; entonces, quise cambiar la imagen que tenía en mi mente y me puse a buscar en internet algún caballo café que representara bien el proverbio. Pero, no encontré ninguno que me gustara, y cuando vi una imagen con un caballo negro, pensé: esta es.

Antes de hacer la tarjeta con el caballo y el pasaje, quise saber lo que el caballo negro significaba, porque como que no me acababa de convencer, y me encuentro con esto:

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente que decía: Ven. Y miré, y he aquí, un caballo negro; y el que estaba montado en él tenía una balanza en la mano. 6 Y oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes que decía: Un litro de trigo por un denario, y tres litros de cebada por un denario, y no dañes el aceite y el vino.
Apocalipsis 6:5-6

Esto significa que tendremos un tiempo de hambruna.
En otro mensaje compartiremos más de este tema a detalle.

Pero, lo importante es que cuando comprendí lo que este caballo significaba…
En principio me entristecí, porque pienso: “¿Cómo que habrá hambruna, Señor? Queremos que acabes con la corrupción, que nos devuelvan lo robado y que nos bendigas!”

Y Él Señor, que cumple Su Palabra:

3 “Clama a Mí, y Yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.”
Jeremías 33:3

Me da una respuesta la cual quiero compartir hoy.

Aunque no sé bien lo que nos espera con el Bronco de gobernador, sé que Dios lo levantó con un propósito y eso me da una esperanza.

13 Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.
Romanos 13:1

Hoy Dios me mostró algo que me sorprendió… y es que efectivamente, vendrá un tiempo de muchísima hambre, pero no como te imaginas.

La gente de Nuevo León pasará por un tiempo de mucha hambre espiritual y deseará saciarse; y El Señor que es bueno, nos dará ese Pan de Vida, él único Pan que verdaderamente nos puede saciar.
No sé que tiempos tendremos que pasar durante la gobernatura del Bronco… quizá serán tiempos de bendición en donde Dios nos atraerá con agradecimiento y lazos de amor; o quizá mas bien, nos tumbe del caballo; pero podemos estar seguros: que sea cual sea la manera en que Él decida actuar, será por su gran amor de que más personas nos encontremos y anhelemos pasar más tiempo con Él.

35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
Juan 6:35

Nuestra máxima autoridad, sigues siendo Tú, Señor.

Dios te bendiga!!

 

Esta entrada fue publicada en Esperanza, Fe, Jesus dijo:, Mensajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *