Dios no me escucha

Por Ana Maria GT
Nov. 27, 2011

Cuantas veces hemos pensado o sentido que Dios no nos escucha? Quizá hayamos hecho el intento de hablar con Él, pero no sentimos ni que nos oiga y mucho menos que nos hable, o si nos habla no lo escuchamos. Y si, puede ser que tengamos razón, la misma Biblia así lo enseña.

Sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguien teme a Dios y hace su voluntad, a éste oye. Juan 9:31

Dos cosas importantes que debemos considerar:
1.-Temer a Dios.
2.-Hacer su Voluntad.

La Biblia dice que no habemos ni uno justo, en cuanto a que todos hemos pecado, y el que dice que no ha pecado hace a Dios mentiroso. Pero, Dios mismo nos dice en este pasaje a quienes son a los que SI oye. Al que teme a Dios. Y entonces nos preguntamos: que es el temor a Dios?

El temor del Señor es aborrecer el mal. El orgullo, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa yo aborrezco. Proverbios 8:13

Nosotros debemos aborrecer también lo que Dios aborrece, el mal. El orgullo es una de las principales razones por las cuales Dios no nos escucha. Cuando creemos que no necesitamos de nada ni de nadie, cuando nos sentimos independientes de Dios y andamos a nuestra manera, cuando nos sentimos mejor que los demás y no somos capaces de perdonar a quién nos ofendió, Dios nos ve de lejos, nos resiste.

Asimismo, vosotros los más jóvenes, estad sujetos a los mayores; y todos, revestíos de humildad en vuestro trato mutuo porque Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes. 1 Pedro 5:5

Dios da gracia a los humildes. Por eso Jesus nos dice que aprendamos de Él a ser mansos y humildes de corazón, y así hallaremos descanso para nuestras almas. Además, Jesús por medio del Espíritu Santo estará para confortarnos y consolarnos. Al de corazón contrito y humillado, Dios no despreciará jamás (Salmo 51:17).

Para que Dios nos escuche debemos aborrecer el mal y hacer Su Voluntad. Y que es exactamente hacer Su Voluntad? Jesus lo sabía bien.

Y esta es la voluntad del que me envió: que de todo lo que El me ha dado yo no pierda nada, sino que lo resucite en el dia final. Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo mismo lo resucitaré en el día final. Juan 6:39-40

La Voluntad de Dios Padre es que CREAMOS a quién El envió, a Jesucristo, porque es la única manera de heredar la vida eterna. Y esa es la voluntad de Dios para todos, porque si no creemos no podremos heredar la vida eterna junto a Él.
Cuando creemos en Jesus, a quién Dios envió para dar testimonio de que Su Palabra, la Biblia, que es la VERDAD, y Jesus es la Palabra hecha carne, entonces estamos haciendo la Voluntad de Dios. Y si aborrecemos el mal y hacemos Su Voluntad de Creer a quién Dios Padre envió, entonces seremos escuchados. Y no solamente eso, sino que además pasaremos a ser hijos de Dios, ovejas de su rebaño y ahora nosotros también podremos escuchar su voz. Creemos esto?

Pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno.
Juan 10:26-30

 

Esta entrada fue publicada en Confianza, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dios no me escucha

  1. johnny pereyra dijo:

    he sido muy orgulloso y siento que el mundo me ha dado la espalda y q a nadie le importo y cuando consigo trabajo me aburro rapido por que quiero q sea como yo quiero y eso hace que dios me ignore..perdoname señor por haberme extraviado de tu camino solo proteje a mis hijos y ayudame a conseguir algo digno para mi y elimina mis mal habitos ..te amo jesus,.

  2. gustavo azael dijo:

    PERO TAMBIEN TENGO A OTRAS OVEJAS Y A ESAS TAMBIEN LAS LLAMARE , HAY UN OIDO QUE TODO LO ESCUCHA Y UN OJO QUE TODO LO VE , PIDAN Y SE LES DARA , TOQUEN Y SE LES ABRIRA , TENEMOS QUE CREER EN JESUS , ES ESE EL PROBLEMA QUE NO CREEMOS EN JESUS , APRENDAMOS A CONFIAR EN EL Y DEJAR QUE EL NOS GUIE AUNQUE NO NOS GUSTE .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *