Después de la tormenta

Después de la Tormenta
Por Ana Maria GT
Agosto 8, 2010

Hemos escuchado muchas veces que después de la tormenta viene la calma, después de la situación difícil, la paz. Pero que pasa cuando estamos en una tormenta, como reaccionamos en ella, durante la tormenta? Recuerdas el pasaje donde Jesús esta con sus discípulos en la barca y llega la tormenta y lo mucho que se asustan. Van y buscan a Jesús quien estaba dormido y le gritan con desesperación “Señor, que perecemos!”. Me encanta la forma en que Jesús se levanta, y después de reprenderlos llamándoles “hombres de poca fe”, le dice a la tormenta que se calme y esta se calma. Porque Él es Dios, todopoderoso y toda la naturaleza le obedece. Teniendo un Dios así a que podemos temer?, ni siquiera en las mas duras tormentas por las que pasemos debemos temer, cuando Jesús esta con nosotros.

Sus discípulos sabiamente hicieron lo correcto, llamar a Jesús. Antes de ponerse a hacer cualquier cosa, bajar las velas, sacar el agua que había entrado en el barco, resguardarse, no se…. primero fueron a Jesús. Jesús, Dios Todopoderoso siempre responde al clamor sincero que sale del corazón. Y él la calmará cuando hayamos aprendido lo que nos quiere enseñar. Muchas veces solamente venimos a Él cuando estamos pasando por una tormenta, trizte, pero a veces es la forma en que Jesús llama nuestra atención. Muchas personas que han venido a Cristo, ha sido en el momento cuando pasaban por alguna situación muy dificil en sus vidas. Y la forma en que Jesús vino a calmar la tormenta, cosa que era totalmente imposible para nosotros, nos ha permitido ver su poder, su majestad. Si estas pasando por una tormenta, llámalo a Él, y Él la calmará, no hay nadie ni nada mas quien te pueda ayudar a salir de esa situación. Y lo mas hermoso de todo, es que cuando le preguntas a Dios, el porque de esos momentos tan dificiles, porque te permitió que vinieran a tu vida, Jesús siempre te dará la explicación, siempre.
Y cuando Jesús te explica, viene a ti una paz y seguridad que sobrepasa todo entendimiento, porque sabes que Él sigue teniendo el control de todo. Empezamos a entender que sus caminos y pensamientos son mucho mas altos que los nuestros, pero siempre para un propósito mayor. Saldremos mas maduros y fortalecidos en Él después de haber pasado por una tormenta que Jesús calmó, y no nos queda la menor duda que fue Él, porque se calmó cuando nos pusimos en contacto con Él. Es por esto que tenemos que buscar tener una relación diaria y permanente con Jesús a través de Su Palabra, en las escrituras El nos explica absolutamente todo, porque es que pasamos por tormentas y la forma en que el nos ayuda a salir de ellas.

Si estas pasando por una tormenta, gozate en ella y clama a Jesús porque él la calmara, trayéndote una liberación y paz mucho mayor de cómo estabas antes de que viniera a tu vida. Durante la tormenta será difícil escuchar la voz de Dios, porque la mente se nos embota por sentirnos fuera de control y no saber que hacer. Pero es justo en ese momento que nos rendimos, clamamos a Dios porque el todo lo puede hacer cuando se lo permitimos y confiamos en El, que algo bueno saldrá. Confía en El, El tiene un propósito, espera con paciencia en El, y el se manifestará. Y después, cuando se haya calmado la tormenta, deleitate escuchando lo que El te dice al respecto. El enviará angeles como personas, otras situaciones o un pasaje de la Biblia, que te darán la explicación del para que de esa tormenta.

Por nada estéis preocupados; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

 

Esta entrada fue publicada en Aflicciones, Confianza, Fe, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *