Busca a Dios

Por Ani Garza T
Noviembre 21, 2012

EncuentrosconJesus.com
Buscad al SEÑOR mientras puede ser hallado,
llamadle en tanto que está cerca.
Isaias 55:6

Hoy es el día de buscar a Dios, hoy es el día de salvación y sanidad. ¿Por qué seguir buscando en tantas otras opciones? ¿Qué más necesitamos que suceda para doblegar nuestro orgullo y buscar a Dios, al todopoderoso? Él es quién puede y quiere sanarnos con una sola Palabra.

 

Bendice, alma mía, al SEÑOR, y bendiga todo mi ser su santo nombre. 2 Bendice, alma mía, al SEÑOR,
y no olvides ninguno de sus beneficios.
3 El es el que perdona todas tus iniquidades,
el que sana todas tus enfermedades;

4 el que rescata de la fosa tu vida,
el que te corona de bondad y compasión;
5 el que colma de bienes tus años,
para que tu juventud se renueve como el águila.
Salmo 103:1-5

Solamente Él. Dios es quién perdona todas tus iniquidades y pecado, y Él es el que sana TODAS tus enfermedades y dolencias. ¿Por qué seguir sacándole la vuelta y buscando respuesta en otros lados?

26 Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el SEÑOR, soy tu sanador.
Exodo 15:26

Buscad al SEÑOR mientras puede ser hallado,
llamadle en tanto que está cerca.
Isaias 55:6

Creo que más que una sugerencia Isaías nos está dándo una orden de buscar al Señor hoy, mientras puede ser hallado y no esperemos más tiempo.

Quizá estás pensando, sí, yo busco a Dios. ¿Y cómo lo buscas? ¿En dónde y en qué lo buscas? Muchas personas responden: “a mi manera”. El problema es que no es a nuestra manera, sino a la manera de Él. Muchas personas usan el nombre de Dios en casi todo: “Gracias a Dios, si Dios quiere, Ay Diosito santo, Ay Dios de mi corazón”, muchas veces en vano; porque su corazón está muy lejos de Dios. Pero Dios nos dice a través del profeta Jeramías, cuál es la forma para buscarlo.

11 “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros”–declara el SEÑOR–“planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.
12 “Me invocaréis, y vendréis a rogarme, y yo os escucharé.
13 “Me buscaréis y me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón.
Jeremías 29:11-13

Cuando con todo nuestro corazón busquemos a Dios, Él se revelará a nosotros en una persona, en la persona de Jesucristo, con el poder de su Espíritu Santo. Él es el Verdadero Dios. Porque nadie ha visto jamás a Dios, pero por medio de una relación personal con Jesucristo lo podemos conocer.

18 Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer.
Juan 1:18

¿Y cómo sabemos cuál es el verdadero Dios?

20 Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero; y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna.
1 Juan 5:20

¿Quieres ir a Dios, al Único Verdadero, al creador del cielo y de la tierra y de todo cuanto existe; o vas a seguir haciendo de tu mente tu dios?

No puedes ni siquiera hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos…

27 ¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida?
Mateo 6:27

Tu vida está en Sus Manos… y los planes para ti son de bendición, bienestar, sanidad y vida eterna, si tú decides escoger El Camino. Solamente hay uno. Hoy es el día de Creerlo y obtener la salvación y sanidad que provienen de las promesas dadas a Sus Hijos.

6 Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.
7 Si me hubierais conocido, también hubierais conocido a mi Padre; desde ahora le conocéis y le habéis visto.
8 Felipe le dijo*: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta.
9 Jesús le dijo*: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”?
10 ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os digo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí es el que hace las obras.
11 Creedme que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí; y si no, creed por las obras mismas.
12 En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre.
13 Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
14 Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré
.
Juan 14:6-14

 

Esta entrada fue publicada en Aflicciones, Esperanza, Mensajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *