¿Amas a Dios?

Por Ana Maria GT
Junio 14, 2011 / Sept. 9, 2013

¿Qué contesta la gente cuando le hacemos esta pregunta? La verdad no se, no es una pregunta que suelo hacer a otros. Pero si me la he hecho a mi misma. Me gusta mucho la Palabra que Dios nos da en:

Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito.
Romanos 8:28

Podemos ver que para los que aman a Dios todo sucede para bien, y hay un propósito. Es solamente para los que aman a Dios. Eso quiere decir que el dicho de: “Lo mejor que me esta pasando, me esta pasando en este momento”, solo aplica para los que aman a Dios.

Y El (Jesús) le dijo: AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE. Este es el grande y el primer mandamiento. Mateo 22:37

Sabemos que éste es el primer mandamiento que nos dejó Dios, ¿pero como es que Él dice que se lo demostremos? Porque todos podemos decir que amamos, ¿pero cuál es la manera en que realmente lo demostramos? Jesús nos dice como:

Si me amáis, guardaréis mis mandamientos.
Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre; es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.

No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Un poco más de tiempo y el mundo no me verá más, pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.
En ese día conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.
El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él.
Juan 14:15-21

La manera en que le podemos demostrar a Dios que lo amamos: es guardando sus mandamientos. ¿Y cómo podemos lograrlo? La misma Biblia dice que no hay ni aún uno que sea justo y que pueda cumplir la ley o los mandamientos.
La ley fue dada solamente para que nos diéramos cuenta que no la podemos cumplir con nuestras propias fuerzas y que necesitamos de ayuda para lograrlo. El no poder cumplir los mandamientos nos debe conducir a buscar un Salvador. A que nos demos cuenta que necesitamos el Espíritu Santo que Dios nos da cuando recibimos a su Hijo Jesús, para que nos de la capacidad de cumplir la ley.

La Biblia dice que la ley que fue dada a Moisés en las tablas de piedra, queda ahora inscrita en nuestro corazón cuando recibimos el Espíritu Santo. Entonces ya no tenemos que cumplir la ley, sino que la cumplimos porque ya esta tatuada en nuestro corazón. Pero esto es algo que solamente el Espíritu Santo puede lograr en nosotros. Es cuando recibimos a Jesucristo como Salvador y Señor en nuestras vidas que su Espíritu Santo viene a morar en nosotros.

Es cuando recibimos el Espíritu de Verdad, que podemos conocer que Jesús esta en el Padre, y nosotros estamos en Jesús, y el Espíritu Santo en nosotros. Recibimos esta revelación cuando creemos en Jesús, una revelación que el mundo no puede recibir porque no puede ver ni conocer el Espíritu Santo, pero nosotros sí, porque el Espíritu de Verdad viene a morar en nosotros cuando nos arrepentimos de nuestro pecado y confesamos a Jesús como el Señor de nuestras vidas.

La Palabra de Dios es clara y sencilla…. Jesús también nos da una advertencia cuando solo decimos y no hacemos:

No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mateo 7:21

¿Y cual es la voluntad del Padre? Porque es necesario que primero la sepamos para poder hacerla.

¿Es tu caso? ¿Realmente quieres saber cual es la voluntad del Padre, para hacerla?

Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo mismo lo resucitaré en el día final.
Juan 6:40

Esta es la voluntad de Dios, que creamos en Su Hijo, a quién El envió para que podamos tener la vida eterna. ¿Quieres entrar en el reino de los cielos, quieres heredar la vida eterna desde hoy? Cree en Jesús, en Su Palabra, en lo que Él dice, porque esta es la Voluntad de Dios Padre. El quiere que tengamos vida eterna, y es solamente a través de Su Hijo Jesucristo que la podremos obtener.
El es la Puerta, y no podemos llegar al Padre por otra puerta; si lo hacemos Dios nos considera como ladrones y salteadores. Jesucristo ES la Puerta, solamente Él.

Búscalo a Él, El ES la Verdad. Renueva cada día tu mente con la Verdad de Su Palabra, busca estar en Su Presencia, y obtendrás plenitud de gozo. Si conoces al único Dios Verdadero, al de la Biblia, y crees en Jesucristo como único Salvador y Señor; desde hoy, puedes tener la seguridad de tu vida eterna.

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
Juan 17:3

¿Amas a Dios? ¿Haces su voluntad de CREER en Su Hijo Jesucristo como el único Señor de tu vida? Porque de tal manera nos ama Dios, que DIO a su HIJO Jesucristo, para que todo aquel que en EL crea, no se pierda sino que tenga vida eterna. Jesús ha venido a darnos vida, y vida en abundancia. Si hoy reconoces que no tienes una vida en abundancia, clama a Dios, y Él te responderá.

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes, Promesas, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Amas a Dios?

  1. MANUEL dijo:

    Jesus dijo si me amais guardad mis mandamientos, y el dice que me ama y odia a su hermano el tal es mentiroso, ahora podemos responder si verdaderamente a mamos a Dios.
    Byeee..

  2. Marina Rodriguez dijo:

    Hola mi nombre es Marina Rodriguez,
    Muy bonito site muy educativo en la palabra y si me he beneficiado mucho leyendo la palbra con explicacion ya que estoy buscando de Dios profundamente y quiero crecer espiritualmente y todas la preguntas que me tenia cada vez que leia cada parragrafo me tenia la respuesta muy deleitada gracias Dios les siga Bendiciendo

    Marina Rodriguez

    • Ani dijo:

      Que bueno Marina, que te ha gustado este sitio, esperamos que sea de bendición para tí. Es un deleite meditar en la Palabra de Dios, nuestro espíritu se fortalece y se goza.

      2 Amado, ruego que seas prosperado en todo así como prospera tu alma, y que tengas buena salud.
      3 Juan 1:2

  3. luz dijo:

    demos obedecer a nuestros padres y demostrarles que son lo maximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *