Sufrimiento

Jeremías 29:13

Jeremías 29:13

Algunas personas que dicen que no creen en Dios, es porque piensan: que si de verdad Dios existiera y fuera tan bueno y poderoso como “dicen”, entonces no permitiría que hubiera tanto sufrimiento.
¿Crees que a Dios no le importa el sufrimiento?

Sabes, a Dios sí le importa el sufrimiento, tu sufrimiento.
¿Cómo lo sabemos? Porque Dios nos ha dejado un libro completo en la Biblia que habla del sufrimiento y de como superarlo.  

Dios nos permite comprender a través del libro de Job, un hombre justo que decía amar a Dios, cómo es que este sentimiento de mucho dolor, casi insoportable, se vuelve en una bendición una vez que comprendemos el propósito del Señor.

Te invito a que leas este libro, y que compruebes por tí mismo de que manera nos ama Dios, tanto que no quiere que nos perdamos (espiritualmente), sino que todos procedamos al arrepentimiento para poder tener una relación con Él.  
Porque desgraciadamente, la mayoría de las personas andamos perdidos y no buscamos a Dios, sino hasta que nos encontramos en un momento de tanto dolor, de sufrimiento, que es entonces, cuando por fin, decidimos voltear a lo alto para clamar a Él.

David, reconoció hacia donde y a quién debía buscar, para recibir pronto auxilio:

1 Levantaré mis ojos a los montes;
¿de dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene del Señor,
que hizo los cielos y la tierra.
Salmo 121:1-2

Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Salmo 46:1

Si hay alguien que sufrió de verdad, en muchas áreas de su vida, fue Job. Dios permitió que viviera en sufrimiento, pero en serio.  Job perdió sus hijos, sus animales, sus pertenencias y hasta su salud, y por si fuera poco, su matrimonio andaba tan mal, que inclusive la burlona de su esposa fue capaz de decirle: “Maldice a tu Dios y muérete”.
Dios permitió que Job llegara hasta el punto, en dónde maldijo el día en que nació y quería hasta quitarse la vida.

Debido a esta tremenda situación de mucho dolor, Job empezó a buscar respuestas para todo este sufrimiento; pero no buscó en filosofías, libros, yoga, ni dentro de si mismo; sino que con todo su corazón buscó a Dios.

Y Dios tenía un propósito grande para Job….
Después de estar leyendo por 42 capítulos a un hombre justo, que decía conocer a Dios y quejarse por tanto sufrimiento,  recibiendo todo tipo de opiniones de parte de sus amigos, finalmente le dice a Dios:

He sabido de Ti sólo de oídas, Pero ahora mis ojos Te ven.
Job 42:5


¡Se encontró con Dios!
Si no hubiera sido porque se encontró con El Señor Todopoderoso, sin duda, este hombre se hubiera suicidado.

Dios es fiel a Su Palabra:
Me buscarán y me hallarán, cuando me busquen de todo corazón.
Jeremías 29:13


Job hizo lo correcto, no se reveló contra Dios, sino que lo buscó con todo su corazón y lo encontró. Después de estar enfocado y alegando por su situación, finalmente quita la mirada de si mismo, para ponerla en El Señor.

Debido a su forma de actuar, Job no solamente tuvo el privilegio de encontrase con Dios cara a cara; sino que cuando quitó su mirada de si mismo, para orar por sus amigos, Dios no solamente restauró el bienestar y todo lo que Job tenía, sino que se lo duplicó.

10 Y el Señor restauró el bienestar de Job cuando éste oró por sus amigos; y el Señor aumentó al doble todo lo que Job había poseído. 11 Entonces todos sus hermanos y todas sus hermanas y todos los que le habían conocido antes, vinieron a él y comieron con él en su casa; se condolieron de él y lo consolaron por todo el mal que el Señor había traído sobre él. Cada uno le dio una moneda (11.4 gr) de plata, y cada uno un anillo de oro.
12 El Señor bendijo los últimos días de Job más que los primeros; y tuvo 14,000 ovejas, 6,000 camellos, 1,000 yuntas de bueyes y 1,000 asnas. 13 Tuvo además siete hijos y tres hijas. 14 Llamó a la primera Jemina, a la segunda Cesia y a la tercera Keren Hapuc. 15 En toda la tierra no se encontraban mujeres tan hermosas como las hijas de Job. Su padre les dio también herencia entre sus hermanos. 16 Después de esto vivió Job 140 años, y vio a sus hijos y a los hijos de sus hijos, hasta cuatro generaciones. 17 Y murió Job, anciano y lleno de días.
Job 42:10-12

Dios usará el sufrimiento para que podamos encontrarnos con Él, y será cuando quitemos la mirada de nosotros mismos, para ponerla en Él y orar por los demás, que Dios no solamente restaurará nuestro bienestar, sino que multiplicará todo lo que pensamos nos ha sido quitado.

28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
Romanos 8:28

Cuando sientes que te hundes en el sufrimiento, haz la oración más corta que encontramos en la Biblia:

“Jesús, Sálvame!”

Y Él extenderá su brazo de poder, para levantarte y con una sola Palabra, calmará la tormenta que te atormenta.
Salió en verso sin esfuerzo :).    Dios te bendiga!!

 

Publicado en Aflicciones, Esperanza, Mensajes, Prosperidad | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

Mensaje de Jeremías

Bienaventurado-el-hombre-640Por alguna razón he seguido dándole vueltas al Salmo 115, quizá,  porque cuando tengo oportunidad de compartir con alguien de Dios, por lo general terminan por mencionar su objeto milagroso; y caigo en cuenta de que no entendieron nada.

Después de estar meditando en varios pasajes de la Biblia y en especial en el libro de Jeremías; me doy cuenta del impacto y verdad que encierra el salmo 115.

No es un simple salmo aislado que se le ocurrió a David, sino que realmente demuestra lo que Dios dice y piensa acerca de los que insisten en hacerse y confiar en dioses de algún material.

Veamos lo que Dios habla de los ídolos por medio del profeta Jeremías:

3 Porque las costumbres de los pueblos son vanidad;
Pues un leño del bosque es cortado,
Lo trabajan las manos de un artífice con el cincel;
4 Con plata y oro lo adornan,
Con clavos y martillos lo aseguran
Para que no se mueva.
5 Como los espantapájaros de un pepinar,
Sus ídolos no hablan;
Tienen que ser transportados,
Porque no andan
.
No les tengan miedo,
Porque no pueden hacer ningún mal,
Ni tampoco hacer bien alguno.
Jeremías 10:3-5

No porque la costumbre de hacer ídolos de algún material, y transportarlo en esas famosas peregrinaciones, se haya hecho ya una tradición de años, quiere decir que Dios lo aprueba. Esta Palabra que Dios habló hace cientos de años a través del profeta Jeremías, sigue permaneciendo hasta el día de hoy.

35 El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras no pasarán.
Mateo 24:35

6 No hay nadie como Tú, oh Señor.
Grande eres Tú, y grande es Tu nombre en poderío.
Jeremías 10:6

14 Todo hombre es torpe, falto de conocimiento;
Todo orfebre se avergüenza de su ídolo;
Porque engañosas son sus imágenes fundidas,
Y no hay aliento en ellas.
15 Vanidad son, obra ridícula,
En el tiempo de su castigo perecerán.
Jeremías 10:14-15

¿Hay entre los ídolos de las naciones alguien que haga llover?
¿O pueden los cielos solos dar lluvia?
¿No eres Tú, oh Señor, nuestro Dios?
En Ti, pues, esperamos,
Porque Tú has hecho todas estas cosas.
Jeremías 14:22

En el capítulo 24, El Señor le mostró a Jeremías dos cestas de higos. Una tenía higos muy buenos, y la otra tenía higos muy malos.
Y Dios le dijo a Jeremías que pondría sus ojos en los higos buenos para bendecirlos:

7 Les daré un corazón para que Me conozcan, porque Yo soy el Señor; y ellos serán Mi pueblo y Yo seré su Dios, pues se volverán a Mí de todo corazón.
Jeremías 24:7

¿Somos higos buenos, dispuestos a volver nuestro corazón a Dios para conocerlo?

Porque El Señor también habló contra los higos malos. Avisándoles por medio del profeta Jeremías, que traería destrucción si no se arrepentían; pero al pueblo no le agradó escuchar el mensaje que venía de parte de Dios; y se congregaron en contra de Jeremías para buscar matarlo.

Volvámonos YA de los ídolos, obras de manos de hombres, a Dios, y no lo provoquemos a ira, como lo hizo el pueblo de Israel:

30 “Porque los Israelitas y los hijos de Judá sólo han hecho lo malo ante Mis ojos desde su juventud. Ciertamente los Israelitas no han hecho más que provocarme a ira con la obra de sus manos,” declara el Señor.
Jeremías 32:30

Pasemos a ser su pueblo, ovejas del redil del Buen Pastor, para que El Señor sea nuestro Dios; así como se lo hizo saber a los israelitas.

38 Ellos serán Mi pueblo, y Yo seré su Dios; 39 y les daré un solo corazón y un solo camino, para que Me teman siempre, para bien de ellos y de sus hijos después de ellos.
40 Haré con ellos un pacto eterno, de que Yo no me apartaré de ellos para hacerles bien, e infundiré Mi temor en sus corazones para que no se aparten de Mí.
Jeremías 32:38-40

Seremos bendecidos cuando decidamos confiar en El Señor:

7 Bendito es el hombre que confía en el Señor,
Cuya confianza es el Señor.
8 Será como árbol plantado junto al agua,
Que extiende sus raíces junto a la corriente;
No temerá cuando venga el calor,
Y sus hojas estarán verdes;
En año de sequía no se angustiará
Ni cesará de dar fruto.
Jeremías 17:7-8

Medita en cada uno de estos pasajes, que es La Palabra de Dios; y si le has fallado, por haber puesto tu confianza en un objeto inanimado hecho por manos de hombres, pídele perdón y dile que te guíe a toda la Verdad de Su Palabra; y comprobarás como Su Palabra es luz a nuestro caminar, trayendo claridad a cualquier tema, duda o situación que estemos enfrentando.
Dios te bendiga!

 

Publicado en Engaño espiritual, Mensajes, Vida Espiritual | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Salmo 115

Clama-a-mi-yo-640Una de las principales razones por las cuales no podemos escuchar la voz de Dios, es porque aún no somos ovejas del Pastor.

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen.
Juan 10:27

Como lo vimos en el mensaje pasado:
=> Para Escuchar a Dios

Pero otra de las razones, y quizá de las mas comunes en México y en algunos otros paises, es por lo que expresa el rey David en el Salmo 115:

3 Nuestro Dios está en los cielos;
El hace lo que le place.
4 Los ídolos de ellos son plata y oro,
obra de manos de hombre.
5 Tienen boca, y no hablan;
tienen ojos, y no ven;
6 tienen oídos, y no oyen;
tienen nariz, y no huelen;
7 tienen manos, y no palpan;
tienen pies, y no caminan;
no emiten sonido alguno con su garganta.
8 Se volverán como ellos, los que los hacen,
y todos los que en ellos confían.
Salmo 115:3-8

En este Salmo, el rey David declara como las personas que se hacen un dios de una escultura, ante la cual se inclinan, le piden, le llevan flores para agradarlo, le ponen velas y confían en este ídolo; terminan volviéndose como ese material. A veces utilizan una estatua (que aunque tiene pies no se puede ni mover), otras veces es una pintura, estampa o medalla, inclusive algún cristal; pero al fin, obras de manos de hombres, que nada tienen que ver con nuestro Dios Verdadero, que está Vivo y tiene todo el Poder.

Así lo declara David:
8 Se volverán como ellos, los que los hacen,
y todos los que en ellos confían.

Lo que más me llama la atención de este Salmo, es el verso 8.
Las personas que tienen años siguiendo esta tradición o costumbre, confiando en estos ídolos, terminan por hacerse iguales a ellos: de piedra, y aunque tienen oídos, ya no pueden escuchar la voz de Dios; tienen ojos, pero se les dificulta reconocer las maravillas de Dios y ya no ven con claridad lo que es bueno y lo que es malo; y se vuelven mudos para hablar con Dios o para compartir de lo maravilloso que es Él y Su Palabra.

Antes de conocer a Dios, yo también creí en que una virgen “milagrosa” (estatua) que me prestaron (con la mejor intención), de que tenía el poder para sanar a un pariente; y pedí en el hospital, a las enfermeras, que me permitieran introducirla.  Por supuesto que esta estatua nada pudo hacer.  Y ahora me averguenzo de haber confundido mi “fe”, poniéndola en un supuesto objeto milagroso, en vez de haber creído en el Poder de Dios; quién está vivo, me ve, me escucha y me habla.

Medita en este Salmo, y permite que sea Dios quién traiga a tu vida una revelación de Quién es Él, y pídele que se revele a tu vida con poder.
Porque sabes, Él no nos ha dejado este Salmo para que al leerlo sintamos verguenza, sino para que comprendamos que Él quiere que pongamos nuestra confianza en Él; ya que Dios es el único que nunca nos fallará. Él sabe que esos ídolos jamás nos escucharán.

Yo soy el Señor, ése es mi nombre;
mi gloria a otro no daré,
ni mi alabanza a imágenes talladas.
Isaías 42:8

¿Necesitas un milagro?
Ve a Dios, Él es fiel y verdadero para cumplir sus promesas y no te fallará. 
Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre; y los milagros que hizo hace dos mil años, los sigue haciendo hoy, para quienes vamos a sus pies y confiamos en Él.

Si pudiéramos comprender el amor tan grande que Dios nos tiene, y lo mucho que espera a que nos relacionemos con Él, llegaríamos a la conclusión de que solo Él basta.

¿Sabes que Dios esta esperando que le hables?
¡Él te quiere responder y revelarte cosas grandes!

2 Así dice el Señor que hizo la tierra, el Señor que la formó para establecerla; el Señor es su nombre: 3 “Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.”
Jeremías 33:2-3

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Para escuchar a Dios

Mis-ovejas-oyen-640

Juan 10:27

Hay muchas razones por las cuales no podemos escuchar la voz de Dios. Pero la principal razón, es porque: nos hemos rehusado a ser oveja del Pastor o simplemente, porque El Señor aún no nos ha llamado.

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen.
Juan 10:27


Algunos maestros de la nueva era, enseñan que para escuchar a Dios, hay que ir dentro de nosotros mismos, sugiriendo que nos sentemos de cierta manera, que nos concentremos en la respiración y que nos “imaginemos” entrar en el alma para que de ahí Dios nos hable.
Pero hasta hoy, yo no he encontrado ningún pasaje en la Biblia que sugiera lo anterior.

Lo que si he encontrado, es que en estos tiempos Dios nos habla por medio de Jesucristo, de Su Palabra, la Biblia. Jesús es quién da testimonio de que esta Palabra es Verdadera, ya que en Él, se cumplen más de 400 profecías escritas en este maravilloso libro.
Jesús ES la misma Palabra de Dios hecha carne.

1Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por Su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo. Él es el resplandor de Su gloria y la expresión (representación) exacta de Su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de Su poder.
Hebreos 1:1-3

Para poder escuchar la voz del verdadero Dios, y no del dios que nos hemos creado según nuestra imaginación, es necesario que Jesucristo se revele a nuestra vida como Señor y que podamos creer que la Biblia es la Verdad, leerla y meditar en ella.
Solamente Él, con el poder de Su Espíritu Santo puede traernos una revelación y guiarnos a la Verdad, en el camino que debemos andar, cuando con un corazón sincero y humillado lo buscamos reconociendo que lo necesitamos.

Cuando buscamos a Dios, Él traerá convicción de pecado a nuestra vida, y entonces comprenderemos porque es que necesitamos un Salvador que nos perdone y nos reconcilie con Dios, quién es Santo.

Así dice el Señor, tu Redentor, el Santo de Israel:
Yo soy el Señor tu Dios, que te enseña para tu beneficio,
Que te conduce por el camino en que debes andar.
Isaías 48:17

Si de verdad queremos relacionarnos con Dios y queremos darle todo el honor y la gloria; es necesario que sea a través de Su Palabra, de Jesús.

Por lo cual Dios también Lo exaltó hasta lo sumo, y Le confirió el nombre que es sobre todo nombre, 10 para que al nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.
Filipenses 2:9-11

Nadie ha visto jamás a Dios; el Unigénito Dios, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer.
Juan 1:18

 

Publicado en Mensajes, Nueva Era, Vida Espiritual | Etiquetado , , , | 3 comentarios